Presentación oficial del reto Barbaño-Montijo a Roma en bicicleta Non Stop
Presentación oficial del reto Barbaño-Montijo a Roma en bicicleta Non Stop: David Pascual y Luis Ignacio Barril con Manuel Gómez (alcalde de montijo), Juan Manuel López (concejal de Deportes del Ayuntamiento de Montijo y Sergio Tena, (concejal de Cultura del Ayuntamiento de Barbaño).

Objetivo cumplido: Barbaño-Montijo a Roma en bicicleta en 8 días

FOTOS: Recibimiento de los ciclistas del reto Barbaño-Montijo a Roma Non Stop

VÍDEO: Barbaño Montijo a Roma, recibimiento a Luis Ignacio y David

VÍDEO: Llegada a Barbaño reto Barbaño Montijo a Roma Non Stop

VÍDEO: ¡Bienvenido papá!

Entrevista realizada para La Ventana

Luís Ignacio Barril Iglesias de Barbaño y David Pascual Piñero, de Montijo, intentarán el próximo 6 de agosto conseguir un gran desafío: recorrer la distancia que separa Barbaño-Montijo de Roma en ocho días, 2450 kilómetros, una media de más de 300 kilómetros al día. Este será su tercer reto importante –el primero fue recorrer el Camino de Santiago en tres días; el segundo, el año pasado, de Montijo a París en tan sólo seis días– pero este año quieren superarse.

David Pascual Piñero y Luís Ignacio Barril Iglesias
David Pascual Piñero y Luís Ignacio Barril Iglesias

El año pasado realizasteis el reto de ­Barbaño-Montijo a París en bicicleta ¿qué tal fue la experiencia?

Fue una experiencia única e inolvidable, los momentos que vivimos se nos quedarán grabados para toda la vida. Creo que cuando seamos mayores le daremos mas importancia a nuestra aventura.

Fue un reto duro pero a la vez muy gratificante al poder lograr las metas que nos marcábamos día a día, superando todas las dificultades que nos encontrábamos por el camino, lluvia, viento, frio, calor…

Después de tantos kilómetros en bici desde Barbaño a París os pasarían miles de anécdotas, contarnos alguna.

Pues si, tenemos muchas pero creo que la que mas recordamos fue que a solo 30 kilómetros de Paris y después de estar seis días encima de la bici, el GPS nos indicaba que teníamos que seguir por un camino de tierra, así que imagínate con nuestro francés preguntando a todo el que veíamos por la carretera si íbamos bien o mal, fue una auténtica locura, nos sentíamos tan cerca y a la vez tan lejos de París, todo ello acompañado del cansancio hizo que se convirtiera en unos momentos muy angustiosos. Pero al final lo pudimos lograr y llegar a nuestro destino, son las dificultades lo que te hacen darle mas importancia a lo que conseguimos.

Al llegar a Montijo os recibieron amigos y familiares en una fiesta sorpresa… ¿qué sentisteis en ese momento?

Fue algo que nos cogió totalmente por sorpresa. No esperábamos que nos recibieran un montón de amigos y familiares, nos causó muchísima emoción porque tener un niño pequeño y estar diez días sin poder verlo es muy duro.

Nos quedamos muy sorprendidos por todo el cariño que recibimos.

Tantos kilómetros pedaleando juntos, días y días, habrá creado un vínculo especial…

La verdad es que sí, estamos muy unidos. Siempre que salimos a entrenar comentamos las anécdotas de nuestros retos.

Nunca olvidaremos el abrazo que nos dimos al llegar a la Torre Eiffel y pensar que desde algún sitio de ahí arriba nuestros padres estarán orgullosos de nosotros. Cuando logras objetivos así después de mucho sufrimiento siempre te acuerdas de los que no están, yo creo que en ciertos momentos nos trasmitieron allí donde estén mucha energía.

Luís Ignacio Barril Iglesias y David Pascual Piñero en Salamanca, haciendo el Camino de Santiago en bicicleta
Luís Ignacio Barril Iglesias y David Pascual Piñero en Salamanca, haciendo el Camino de Santiago en bicicleta

Barbaño-Montijo a Roma

Contadnos el proyecto de este año, distancia, días…

Este año nuestro reto es aun mas ambicioso que el del año pasado, queremos cubrir la distancia de Barbaño-Montijo a Roma en 8 días.

Son 2505 km en total haciendo una media diaria de 314 km y mas de 10 horas cada día encima de la bici para poder llegar al Coliseo Romano.

Un viaje de estas características necesita de un apoyo logístico importante ¿os habéis sentido apoyados tanto por las empresas como por las entidades?

Sí claro, muy apoyados por todos, tanto por las empresas de la zona como por los ayuntamientos de Montijo y Barbaño. Y por supuesto por nuestra otra mitad del equipo que son Rubén y Julián que van en el coche de apoyo y hacen que no nos falte de nada. Sin ellos nada de esto se podría haber conseguido Desde aquí les damos las gracias.

¿Qué se necesita para lograr un reto como este?

Se necesita mucha ilusión y muchísima cabeza. Por supuesto que hay que estar muy preparado físicamente, porque para estar ocho días seguidos haciendo mas de 300 kilómetros al día se necesita mucha preparación, pero también mucha ilusión para poder cumplir las metas que uno se propone.

La gente que practica el ciclismo sabe que es muy difícil hacerlo y nosotros queremos decirles que con trabajo, sacrificio e ilusión todo se puede conseguir.

Luís Ignacio Barril Iglesias y David Pascual Piñero a su llegada a París
Luís Ignacio Barril Iglesias y David Pascual Piñero a su llegada a París

¿Qué es lo más duro de estos retos?

Lo mas duro físicamente es estar 10 ó 12 horas encima de la bici cada día y mentalmente pasar por un montón de lugares preciosos que te gustaría visitar y que solo los puedes ver de paso porque no hay tiempo para parar y disfrutar de ellos.

¿Se os pasó en algún momento por la cabeza abandonar?

Nunca, la verdad es que estábamos muy mentalizados y eso hizo que acabáramos las etapas con ganas de más, en ningún momento tuvimos momentos de debilidad.

¿Cuántas horas entrenáis?

Por nuestro trabajo muchas menos de las que nos gustaría, esperamos poder aumentar las horas de entreno en este mes y medio que nos queda.

El ciclismo para vosotros ¿es hobby o trabajo?

Es un estilo de vida, no entendemos nuestro día a día sin montar en bici, pero por supuesto que es un hobby, nosotros somos ciclistas aficionados que montamos en bici por afición, no por trabajo.


Luís Ignacio Barril Iglesias y David Pascual Piñero, en ruta
Luís Ignacio Barril Iglesias y David Pascual Piñero, en ruta

Pedalada a pedalada… cada vez más lejos

“Nuestras primeras pedaladas” nos cuenta Luis Ignacio, “fueron con gente de la zona que llevaban toda la vida montando en bici y nos metieron el gusanillo en el cuerpo y la verdad es que cuando lo pruebas no hay manera de dejarlo, te lo pide el cuerpo, es una manera de despejarte de la vida tan ajetreada que llevamos”.

Pero ¿cómo surgió realizar unos retos de esta magnitud?, “pues como casi todo lo que hacemos, sin pensarlo mucho”, afirma, “un día se me ocurrió hacer el Camino de Santiago en bici, llamé a David y le pregunté si quería venir, me dijo que cuándo y le contesté que al día siguiente y lo haríamos en tres días, un total de 800 kilómetros”. Una vez acabado se plantearon un reto todavía más difícil para el siguiente año, “y así surgió la locura de ir en bici hasta París”. Y ahora a Roma…

¿Y el año que viene?

La palabra conformismo no está en el vocabulario de estos ciclistas aventureros: “la verdad es que no existe esa palabra para nosotros, somos muy ambiciosos” afirma, “pero de momento para el año que viene no tenemos nada preparado, vamos a terminar primero este reto y luego decidiremos que hacer el año que viene, aunque al tener poco tiempo es muy complicado llevar a cabo estos retos tan difíciles”.