La arquitectura de Cáceres, fiel reflejo de su pasado histórico

Cáceres celebra este año su 30 aniversario como Ciudad Patrimonio de la Humanidad y no es para menos. Las diversas culturas que han albergado esta distinguida ciudad mantienen abiertas de par en par, las puertas de la antigua muralla árabe que cuenta con vestigios celtíberos y romanos. El buen estado de conservación de su aljibe, su barrio judío y sus palacios impresionan al visitante, al igual que la magnífica Concatedral de Santa María. También Cáceres es conocida por sus escudos, ya que cuenta con más de 1.200 representaciones heráldicas sumando así un atractivo más, para los que visitan una ciudad marcada por su historia.

Plaza Mayor de Cáceres, Extremadura
Plaza Mayor de Cáceres, Extremadura

Hervidero cultural y artístico

Asimismo, por las intrincadas calles de la Ciudad Monumental, la magnífica explanada de la Plaza Mayor o sus bulliciosos alrededores es posible hacer un delicioso alto en el camino.
Pero no solo de gastronomía e historia vive el hombre, ya que Cáceres es un hervidero de actividades culturales: Womad, Festival de música que aboga por la integración cultural es uno de los más destacados, junto con el Mercado Medieval Transfronterizo de las Tres Culturas habitual en esta estación otoñal, o los centros de arte como el Museo de Cáceres, la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero o la Fundación Helga de Alvear de arte moderno. Existen tantos motivos para visitar Cáceres, como inquietudes en cada uno de los que la visitamos.

Acercarse a Mérida es descubrir el pasado romano de nuestra región

Aunque hace muchos siglos que la Roma Imperial se extinguió, resuenan los ecos de su grandeza en las piedras de Mérida, otrora Augusta Emérita. La capital de la antigua provincia romana de Lusitania rememora a las orillas del río Guadiana su pasado como apacible retiro de los soldados licenciados del ejército. El visitante podrá evocar las voces de los actores contemplando la impresionante fachada del Teatro Romano, que hoy en día alberga el espléndido Festival Internacional de Teatro Clásico, o imaginar los eventos, hermosos o brutales, que se producían en el Anfiteatro. Junto a ellos, la impresionante estructura del Museo Nacional de Arte Romano, obra de Rafael Moneo, alberga una magnífica colección para comprender la historia de esta milenaria ciudad.

Templo de Diana, Mérida, Extremadura
Templo de Diana, Mérida, Extremadura

Yacimientos romanos por toda la ciudad

El Circo romano, el Templo de Diana, el Pórtico del Foro, la Casa del Mitreo o el Arco de Trajano son otros conjuntos arqueológicos y monumentales que hacen las delicias de los visitantes. Los restos de la presencia romana no solo se circunscriben al centro de la ciudad, sino que se prolongan hacia las afueras, con obras maestras de la ingeniería romana como son su Puente romano o el Acueducto de los Milagros. Y para finalizar la visita, lo mejor es reponer fuerzas y disfrutar de su gastronomía, pues este año Mérida es Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica. Bon Appétit!

–> Mérida Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica
–>Extremadura Cultural