Galgo abandonado
Galgo abandonado
Publicidad
  • Al ser sorprendidos cazando ilegalmente con sus perros, los abandonaron para posteriormente denunciar su sustracción.

La Guardia Civil de Arroyo de San Servan, instruyó diligencias a dos vecinos de ese mismo municipio, por los supuestos delitos de furtivismo y denuncia falsa, al intentar evitar que se les implicara en un delito de caza, comunicando la sustracción de sus perros.

A finales del pasado mes de diciembre, un vecino de la localidad pacense de Arroyo de San Servan, denunció el robo de dos perros galgos y maquinaria agrícola. Robo perpetrado supuestamente en el interior de una caseta de campo.

El desarrollo de la investigación, permitió a la Guardia Civil, averiguar que ese mismo día, en un coto de caza de Almendralejo, se sorprendió a dos personas cazando ilegalmente en el interior del mismo. Éstas, al verse sorprendidos, abandonaron uno de los perros que en ese momento utilizaban para cazar, fugándose posteriormente en un vehículo.

Con las gestiones practicadas, descripción del vehículo utilizado en la acción delictiva y la localización de uno de los perros abandonados, permitió, identificar a su propietario y a otro vecino de Arroyo de San Servan, coincidiendo con las personas que denunciaron la sustracción de los animales, por lo que se les localizó e instruyó diligencias por supuestos delitos de furtivismo y denuncia falsa.

Según la legislación vigente, el que simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, podrá ser castigado con la multa de seis a doce meses.

Las diligencias instruidas son remitidas a los Juzgados de Instrucción de Mérida.