Inauguracion Festival Roman de Barbaño 2018
Inauguracion Festival Roman de Barbaño 2018
por Asoc. Amigos de Villa Romana de Torreáguila

El pasado fin de semana tuvo lugar la octava edición del Festival romano Amnis Callis, un festival en el que cada año los casi setecientos habitantes del pueblo de Barbaño unen esfuerzo, trabajo e ilusión para que el visitante conozca una parte importante de su pasado histórico, haciéndole sentir como en casa.

La puesta en valor y promoción de la villa romana de Torreáguila es el nexo de unión de cada uno de los actos y actividades que se realizan durante el desarrollo del Festival, que dio su pistoletazo de salida el día 8 de junio con la celebración de las jornadas técnicas en las que tuvimos la suerte de contar con dos invitados muy especiales, D. Tomás Martín Tamayo, maestro y escritor y D. Germán Rodríguez Martín, director arqueológico de la villa.

Por otra parte, el acto inaugural del festival contó con la presencia de la diputada de cultura, juventud y bienestar social, Cristina Núñez Fernández, Lourdes Montero Pérez, presidenta de Adecom Lácara, los alcaldes de Barbaño y Montijo así como de algunos miembros de las corporaciones municipales de ambas localidades y de D. Miguel Alba, arqueólogo del Consorcio de la ciudad monumental de Mérida que ilustró a todos los presentes con una interesante charla sobre las diez preguntas que más hacen a un arqueólogo en Mérida.

Durante el festival, el visitante pudo ojear los distintos puestos del mercado romano situado en el centro del pueblo, engalanado para la ocasión, realizar visitas guiadas a la villa romana, participar en actividades como rutas en bicicleta o a pie, ruta nocturna, ascenso en globo cautivo, recreaciones de la vida romana cotidiana, o disfrutar de desfiles, lucha de gladiadores y de la magnífica obra de teatro “yo no mordí la manzana de la discordia” a cargo de la compañia de teatro Eureka Barbaño.

Desde la Asociación de amigos de la Villa Romana de Torreáguila queremos agradecer a todas las personas e instituciones que han hecho posible un año más la realización del festival Amnis Callis, y muy especialmente a los habitantes del pueblo de Barbaño.