Publicidad

Estamos acostumbrados a leer una historia, una novela, un cuento linealmente, desde el principio hasta el final, siguiendo los renglones prefijados y escritos por el autor. Pero Borges y Cortázar nos enseñaron que una historia puede leerse “multilinealmente”, pues tras cada texto se esconden multitud de textos. “El Libro de Arena” y “El jardín de senderos que se bifurcan” borgianos, o la “Rayuela” de Cortázar experimentaron sobre el papel con “hipertextos”, historias que no se leían linealmente, sino en profundidad.

La tecnología informática nos ofrece la posibilidad de jugar con los originarios proyectos de Borges y de Cortázar. ¿Por qué no ensayar una nueva forma de escribir y de leer? De hecho, ya la navegación por internet es hipertextual, y pasamos de una página a otra pulsando sobre los enlaces que aparecen ante nuestros ojos. Ésta es, en esencia, la lógica organizativa de cualquier “Cuento de Arena”.

VentanaDigital.com te ofrece una serie de “Cuentos de Arena” que, con periodicidad aleatoria, nos propone Alfonso Pinilla. Tan sólo necesitas el programa “Power Point” para navegar por ellos, explorando sus múltiples senderos bifurcados. Estas pequeñas piezas de ficción, poliédricas e interactivas, son un tributo, también, al profesor de Historia Contemporánea Antonio Rodríguez de las Heras, brillante escritor (y pensador) de hipertextos.

Si quieres perderte por nuevos laberintos literarios, pulsa sobre el primer “Cuento de Arena”, titulado “Intrahistoria”. Esperamos que disfrutes de la navegación.

–> Descargar Intrahistoria