ciudadanos se equivica

Diario de campaña


por Alfonso Pinilla


 

No debería trazar Ciudadanos un cordón sanitario contra el PSOE, sino más bien definir, con claridad, un espacio de entendimiento en torno a la consideración de que los españoles somos iguales ante la ley, libres y solidarios entre sí. Es el trío de conceptos que articula este espacio, al que sería bienvenido cualquier partido político que comulgara con tales principios. Libertad, igualdad y solidaridad, bien conjugadas, dan lugar a la unidad que necesita nuestro Estado del Bienestar para mantenerse a flote en medio de tanta tempestad e incertidumbre. Y esa unidad de España es más herramienta de convivencia y progreso que grito de guerra, pasional e irracional, contra el discrepante. Juntos hacemos más y seremos mejores, sobre todo cuando el fantasma del reaccionario nacionalismo vuelve a campar por Europa con sorprendente desparpajo. Rivera y Casado deberían aprovechar la naturaleza marxista de Sánchez –como Groucho, Pedro cambiará de principios al albur de su personalísima ambición– para atraerlo hacia el constitucionalismo a cambio de entornarle la puerta de la Moncloa.