Se disputaba la última prueba del circuito Kancha que, tras las cuatro anteriores, se completaba con el Master, al que accedían los jugadores que habían participado en todas las anteriores y hubiesen conseguido la clasificación por puntos.

La final tenía lugar en la tierra batida de «Valdelabrava», donde se enfrentaban los tenistas del Club de Tenis Montijo Cristóbal Castillo y Carlos Calamonte, consiguiendo el primero de ellos la victoria por un marcador final de 6-1 y 6-2.

Alfonso Rodríguez, juez árbitro del torneo, les hizo entrega de los trofeos y vales en material deportivo correspondiente.