diario-de-campana-eutanasia
Publicidad

Diario de campaña


por Alfonso Pinilla


 

La primera cadena de Televisión Española abrió su telediario el pasado viernes con el siguiente titular: “La eutanasia ha entrado en campaña”. Es mentira, habría que haber dicho: “Han introducido a la eutanasia en campaña”. El triste caso de un señor que mató a su esposa para aliviarla del horrible sufrimiento que experimentaba se ha convertido en carnaza televisiva, vergonzosa y de mal gusto. Aprovechando casualmente el espectáculo, Sánchez apareció en pantalla para prometer una ley de “muerte digna” si vuelve a ocupar la Moncloa. Es curioso su compromiso, cuando la moción de censura que planteó para ocupar la presidencia interrumpió, precisamente, la aprobación de una ley sobre cuidados paliativos que llevaba aparejado un debate sobre la eutanasia. Lógicas parlamentarias a parte, no conviene convertir el sufrimiento en mercaduría electoral, pues, quien a la palestra saca desgracias para conseguir votos revela su rampante amoralidad. Con todo, la eutanasia es un asunto tan delicado que necesita una seria regulación, donde el criterio médico ha de tenerse muy en cuenta para definir supuestos, condiciones, situaciones que justifiquen tan dramática decisión. Es cierto que la cuestión precisa de un debate político que se sitúe por encima de las siglas y los intereses partidistas. Un debate serio, sosegado, responsable y, por tanto, imposible en plena campaña electoral.