Publicidad

Aunque el Halloween es cada vez más popular entre la juventud, el IES Sierra de San Pedro también apuesta por transmitir las tradiciones extremeñas con la ayuda de los abuelos

Un grupo de padres y madres de la AMPA del IES Sierra de San Pedro de La Roca de la Sierra, a primera hora de la mañana se dedicaron a encender la estufa, asar las castañas y preparar los cucuruchos, para que cuando llegara la hora del recreo estuviese todo preparado y pudieran hacernos entrega de un delicioso cartucho de castañas asadas.

Desde el Instituto aclaran que “el objetivo de esta actividad ha sido que los jóvenes conozcan las costumbres gastronómicas del día de Todos los Santos”.

“En este día es habitual salir al campo a asar castañas y a degustar fiambres y otros platos típicos de la tradición extremeña, aunque en este caso la actividad se ha convertido en una herramienta que ha permitido generar vínculos y conexiones entre los niños y sus mayores”, informan desde el ecntro.

Sin duda, “los grandes protagonistas de esta actividad de convivencia han sido los abuelos y abuelas de nuestros alumnos”.

El centro ha expresado que “ha sido maravilloso ver con la ilusión y el cariño que repartían esos cartuchos de castañas acompañados de unos deliciosos huesitos de santos a todos los estudiantes del centro”.

“Es innegable que los mayores transmiten cultura y afecto, y son imprescindibles dentro de la familia. De hecho, muchas familias no podrían funcionar sin el apoyo de abuelos y abuelas”., aclaran.

“A esta iniciativa se han sumado nuestros alumnos del CFGM de Comercialización de Productos Alimentarios”. “Pensamos que las vivencias de nuestros jóvenes son muy importantes. Mientras se pueda, se tienen que intentar mantener vivas las tradiciones”, añaden desde del IES Sierra de San Pedro.