Intervenidas 11 toneladas de aceitunas sin trazabilidad en un puesto de Tierra de Mérida-Vegas bajas
Inspección de cargamento de aceitunas intervenido por la Guardia Civil por falta de trazabilidad (foto: Guardia Civil).
Publicidad

La Guardia Civil interviene 11 toneladas de aceitunas sin trazabilidad en un puesto de la comarca de Tierra de Mérida-Vegas bajas 

  • A la encargada del puesto se le instruyó diligencias como investigada por la receptación sin trazabilidad de la aceituna y falsedad documental con el objetivo de camuflar la acción ilícita
  • En la inspección y análisis de la documentación del establecimiento, se pudo constatar la entrada ilegal de más de 20 toneladas de aceitunas

La Guardia Civil instruye diligencias como investigada a la encargada de un puesto de compraventa de aceitunas en la comarca de Tierra de Mérida-Vegas Bajas, por la supuesta receptación ilegal de aceitunas y falsedad documental.

Dentro de los dispositivos de servicios establecidos para la prevención de robos y hurtos en la presente campaña de aceitunas, el Equipo ROCA de la Guardia Civil de Mérida, pudo averiguar como en un punto de compraventa de aceitunas de esta comarca carente de licencia de apertura, se recepcionaba el citado fruto sin documentación que acreditase la procedencia, transporte o entrega.

Ante las supuestas acciones ilícitas, el pasado mes de enero se procedió a la inspección del establecimiento, donde los agentes localizaron en un camión 11.000 kg de aceitunas sin la preceptiva documentación de trazabilidad.

Las aceitunas, on apoyo del Servicio de Veterinarios de la Junta de Extremadura, se intervinieron y trasladaron a Mérida para su posterior destrucción.

Con el amplio análisis de toda la documentación obrante en el establecimiento, se pudo comprobar la entrada ilícita de una treintena de entregas, con un total de 20.000 kilogramos de aceituna. Producto, que para intentar camuflarlo y ponerlo en la vía comercial, supuestamente la ahora investigada, cumplimentaba la documentación con datos ficticios o falsos.

Ahora la Guardia Civil, continúa con la investigación tendente a averiguar el supuesto origen y destino de todo el fruto que se intervino, así como el ya comercializado.

Las diligencias instruidas son puestas a disposición del Juzgado de Instrucción Mérida.

FuenteGuardia Civil
Compartir