Tal y como ya se informó por nota de prensa, este parque además de tener todos los servicios que un espacio como este requiere, ha sido dotado de un pipi-can, espacio para que las mascotas puedan depositar sus excrementos, y un espacio para que estos corran y puedan disfrutar sin tener que causar molestias a los otros usuarios del parque.

El Ayuntamiento de Montijo ha detectado el incumplimiento por parte de algunos vecinos al dejar a sus mascotas depositar los excrementos por cualquier zona del parque y fuera del recinto preparado específicamente para ello.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente se pide la máxima colaboración de los vecinos, por un lado, cumpliendo con las normas establecidas para casos como este y por otro, colaborando con las autoridades en el caso que detecten que algún vecino las incumple para aplicar la correspondiente sanción.