por Cati Del Viejo

Dicen que es de bien nacidos ser agradecidos y desde estas líneas quiero agradecer al Centro de Día de Lobón su labor y su entrega en el cuidado de los ancianos.

A todos los que allí trabajan, a Inés (La Directora), todos los años que te he tratado siempre has sido atenta, cariñosa, escuchando la problemática de cada casa. Eres un encanto de persona.

A Ana, Pili, Mari Carmen, Mati, Juan (espero que no se me olvide nadie). A todos muchas gracias y mi eterno agradecimiento por el trato tan esmerado que he recibido en todo el tiempo que hemos estado con vosotros.

Muchas gracias y tenéis mi agradecimiento y amistad.

Hasta siempre. Un beso.

En Montijo a 7 de junio de 2017.