Publicidad

El Ayuntamiento de Barbaño celebró el pasado Domingo día 20 de noviembre las Iª Jornadas de Colonización con el desarrollo de un programa cargado de actividades de gran interés y que sirvieron para el hermanamiento entre las localidades de Barbaño localidad anfitriona y, Villafranco del Guadiana como pueblos nacidos dentro del mismo contexto histórico.

El concejal de Cultura y teniente de alcalde Juan Manuel Ambrona, dio la bienvenida en nombre de las dos localidades en un salón de actos de la Casa de la Cultura de Barbaño con un público que lo abarrotaba y que estaba formado por vecinos de ambas localidades.

Tras ceder la palabra a los alcaldes de Villafranco Juan Daniel Sánchez Guerrero y al de Barbaño Sergio Tena Sáez, dio comienzo la jornada de convivencia con la conferencia inaugural ofrecida por la doctora en Historia del Arte Esther Abujeta Martín y el arquitecto Tiburcio Marín Solo de Zaldivar, quedando de esta manera inauguradas dichas Jornadas.

La conferencia, bajo el título “Los pueblos de colonización de Barbaño y Villafranco del Guadiana. Historia, arquitectura y urbanismo”, fue ofrecida por ambos ponente que supieron ofrecernos un amplio conjunto de conceptos para que se pudiera entender y aprender -de manera magistral- aquellos elementos que muestran y desmontan mitos dentro de la historia de la colonización desde los años 50 para un conjunto de pueblos extremeños que surgieron de la reforma agraria llevada en época franquista. Destacaron igualmente aspectos y rasgos esenciales motivadores del nacimiento de estas localidades aclarando con una evidencia real, lo que supuso la entrega de tierras, enseres y necesidades para el quehacer humano y la supervivencia ante las enormes dificultades del momento, negando esos aspectos de “gratuidad” con los que se suele relacionar y destacando el gran esfuerzo realizado por estos colonos.

Tras la conferencia inaugural, la doctora Esther Abujeta Martín explicó en la iglesia parroquial de Barbaño las pinturas y el estilo histórico-artísticos que se utilizó en estos edificios y que ofrecen hoy en día una riqueza de valor incalculable y configuran un patrimonio digno de conservar y conocer adecuadamente.

La jornada matutina finalizó con una “Misa Extremeña” presidida por el párroco de Barbaño, don Antonio Pérez Carrasco y con la intervención del Coro “Alameda”  de esta localidad. Al finalizar, en el atrio parroquial, tuvo lugar una actuación folklórica de la mano del Grupo “Torreáguila” para a continuación dar paso a una comida de convivencia.

La jornada finalizó con una visita guiada y una explicación de la historia en torno a Nuestra Señora de Barbaño desde la época medieval a la actualidad a cargo de Pablo Iglesias Aunión, actual Hermano Mayor de la Hermandad Patronal montijana, licenciado-master en Ciencias Religiosas y Doctorando en Historia con quien se entabló un rico diálogo entre los vecinos de ambas localidades destacando la importancia que tiene estas devociones como punto y nexo de unión a lo largo de la historia dentro de los pueblos.

Un éxito total que indudablemente abre la puerta a próximas ediciones y donde la confraternidad, el buen hacer, la historia, el arte, la religiosidad popular y el hermanamiento entre pueblos fueron los grandes protagonistas.