Capilla de la Buena Muerte en el templo parroquial de San Pedro Apóstol de Montijo
Capilla de la Buena Muerte en el templo parroquial de San Pedro Apóstol de Montijo (Badajoz).
Publicidad

por Pablo Iglesias Aunión 🖋️


Fue bendecida el pasado miércoles 17 de febrero, “Miércoles de Ceniza”

“No se construye una sociedad más justa con ciudadanos mediocres” (Adela Cortina, filósofa), de manera que instituciones insertas en la vida de una sociedad como la montijana que aspira a la superación y a ser un pueblo de altas miras, debe saber legar la riqueza de su pasado. Es lo que ha hecho la parroquia de San Pedro Apóstol, dando un paso hacia la excelencia y la exquisitez de forma sobresaliente que es como puede calificarse la obra acometida con la inauguración de una nueva capilla que ha sido bendecida bajo la advocación de la Capilla de la Buena Muerte, ubicada en la parte central de las tres capillas laterales que tiene la parroquial de San Pedro Apóstol.

El pasado mes de junio del 2020 comenzaron las obras de remodelación de dicha capilla con una primera etapa que conlleva dos fases. La primera, desmontar el retablo barroco del siglo XVIII conocido como retablo de las Ánimas que se encontraba en el brazo derecho del crucero del templo para ser ubicado en la mencionada capilla. La segunda fase más compleja y obviamente de mayor coste, la restauración de los lienzos que componía la estructura total dicho retablo: el ubicado en el ático y consistente en la representación de un Ecce Homo y el lienzo central, de mucho mayor tamaño con una iconografía rica, amplia y centrada en el tema de la muerte, pues dicho retablo perteneció a la Cofradías de las Ánimas Benditas del Purgatorio y en él se representa el juicio final presidido por la Santísima Trinidad, la advocación mariana de Nuestra Señora del Monte Carmelo (Virgen del Carmen), acompañado todo ello por una serie de personajes donde caben destacar los apóstoles Pedro y Pablo y en la zona inferior del lienzo un conjunto de figuras que presentan las almas purgativas ante el momento de su juicio final en un genuino y espléndido juego de imágenes que transmiten una serie de ideas apropiadas para la pedagogía y didáctica de la fe en el siglo XVIII y que nos siguen hablando hoy con un rico y ameno lenguaje iconográfico.

Una vez han finalizado los procesos de restauración de ambos lienzos, han sido colocados nuevamente en su retablo pero esta vez en la capilla y sobre un zócalo de mármol a modo de urna que recoge la imagen del Santísimo Cristo Yacente titular de la Hermandad del Santo Entierro de manera que, conjuntamente a dos esculturas, una de la Virgen del Carmen y la otra de San José (patrono de la Buena Muerte), la capilla adquiere una expresión estética que responde perfectamente al sentido histórico, artístico y pedagógico que deben tener las imágenes en los templos y que el Consejo de Pastoral Parroquial encabezado por su párroco don Pedro Gómez Serrano está sabiendo dar, enriqueciendo aún más la belleza de un edificio que recordemos se remonta a finales del siglo XV.

Fue precisamente don Pedro Gómez Serrano, párroco de San Pedro Apóstol, quien procedió a la bendición de dicha capilla el pasado miércoles 17 de febrero coincidiendo con el inicio en la Iglesia del Tiempo Litúrgico de la Santa Cuaresma. Podemos decir que dicha obra no es producto de un simple acierto sino el resultado de un proceso remodelación, conservación y restauración que se ha comenzado hace ya unos años y que lleva acometida obras como el arreglo de la linterna de la cúpula, la pintura del templo, la reubicación de imágenes a ambos lados de los brazos del crucero (lado izquierdo, San Blas y Santa Quiteria), bazo derecho san Francisco y san Antonio.

Ahora estamos procediendo al estudio de muchos datos históricos que han ido surgiendo dentro del proceso de esta restauración y conservación y que verán su luz en breve. Estudio que está siendo realizado por un equipo de persona y que recoge desde el propio proceso de restauración a la elaboración de un estudio histórico-artístico entre las que se encuentran alumnos del IES Vegas Bajas de Montijo (coordinador por los Departamentos de Religión e Historia del Arte y el Grupo de Trabajo BiblioVegas, dentro de un ameno proyecto de “aprendizaje-servicio”), además del diseño gráfico y web parroquial, junto a otras actividades de las que se irán dando a conocer desde la comunidad parroquial de san Pedro Apóstol de manera conveniente.

Ofrecemos a continuación una vista de las obras restauradas desde el antes y después de las mismas sin querer entrar en más datos pues estamos a la espera del informe final del taller de restauración[1] (hemos de respetar el proceso completo de su trabajo).

Ecce Homo antes de la restauración.
Ecce Homo antes de la restauración.
Ecce Homo después de la restauración.
Ecce Homo después de la restauración.
Cuadro Ánimas Benditas del Purgatorio antes de la restauración.
Cuadro Ánimas Benditas del Purgatorio antes de la restauración.
Cuadro Ánimas Benditas del Purgatorio después de la restauración.
Cuadro Ánimas Benditas del Purgatorio después de la restauración.


[1] No damos el nombre del taller de restauración por respeto a la finalización de las tareas que aún se están realizando sobre este trabajo y por respeto a la propia parroquia de San Pedro, responsable y encargada de dar dicha información técnica. Una vez todo el proceso esté concluido realizaremos un detallado y completo estudio que será editado en este mismo medio tras las publicaciones correspondientes que debe dar en primer lugar la misma parroquia de San Pedro Apóstol.

Templo Parroquial de San Pedro Apóstol en Montijo: 1490-1780