Juan Manuel Ambrona Rando
por Juan Manuel Ambrona Rando

Queridos vecinos y vecinas, me dirijo a vosotros y vosotras en lo que serán mis últimos 3 meses como alcalde de nuestro querido pueblo, ya que no repetiré el cargo, en las elecciones que se celebrarán el próximo 26 de mayo de 2018

En el año 2011 proclamado como Alcalde – Presidente habiendo sido alcalde Don Agustín Abril Camero, obteniendo vuestro apoyo para esta legislatura. Habiendo ejercido el cargo de vocal y Teniente de Alcalde desde el año 2007. Por todo ello quiero mostrar mi más sincero agradecimiento al pueblo de Barbaño por el apoyo y confianza.

Como ya sabéis, mi vida está muy vinculada a Barbaño desde que nací. Soy un barbañero más, que ha tenido el honor de haber podido representar a nuestro querido pueblo durante estos años. Siempre he tenido claro, que camino quería coger, acertado para muchos, o quizás equivocado para otros. Vine a la política local a trabajar por Barbaño y para él. Quise que nuestro pueblo presumiese orgulloso de ser quien somos, de los suyos, de los que vinieron, de ser historia viva por cada uno de sus rincones, ejemplo de igualdad, de respeto, de tolerancia, de lucha diaria por un mundo rural mejor, de defensa por una calidad de vida en nuestros pueblos pero sobre todo de ser ejemplo de lucha diaria por un mundo rural lleno de igualdad y oportunidades.

Durante estos años, hemos visto como Barbaño ha ido sufriendo transformaciones, han sido muchas las cuestiones que a lo largo de estos años se han conseguido para nuestro pueblo en cualquiera de sus ámbitos, no se trata de hacer un balance, porque no hay mejor balance que cada voto que libremente cada barbañero y barbañera depositará en las urnas el próximo 26 de mayo.

Durante todos estos años, Barbaño ha alcanzado un nivel de bienestar fruto de esfuerzo, dedicación y trabajo de muchas personas que me han acompañado durante las dos legislaturas, conllevando un resultado de gestión municipal con un Ayuntamiento saneado económicamente tal y como lo encontré.

Presumo con orgullo de pueblo, de su gente, de la humildad que caracteriza al barbañero. Me enorgullezco de cómo se acoge al que viene, de saber tender la mano cuando alguien lo necesita, de la comprensión ante las circunstancias difíciles, de ir siempre con el nombre de Barbaño por cualquier parte. No cambiaría por nada del mundo, cada uno de los momentos vividos durante estos años, mejores o peores, son mis momentos.

Quiero agradecer el apoyo y esfuerzo a todos los concejales/as que me han acompañado durante mi camino, por su enorme compromiso y dedicación, a los colectivos y asociaciones, a los técnicos, a los trabajadores de nuestro Ayuntamiento, y a los que de manera eventual han trabajado en él, que han trabajado con todo el interés posible por mejorar nuestro pueblo y ayudar a nuestra gente

Durante todos estos años, hemos vivido centenares de momentos, pero no puedo pasar por alto, cuando nos demostramos a nosotros mismos, que somos un gran pueblo, cuando acontecieron las labores de desalojo de la población por la crecida del río Guadiana en el mes de abril de 2013, marcando esta vivencia un antes y un después en nuestro modo quizás, de mirar a Barbaño

No me gustaría que consideréis que esto es una despedida, en mayo no habrá ningún adiós. Tenemos que tener siempre presentes que durante todos estos años hemos sido luchadores como pueblo, y Barbaño se encuentra embarcado en grandes proyectos que mejoraran nuestras vidas, todos sabéis que, a título privado, tengo mi trabajo, y que hay veces que todas las cosas no son compatibles, nuestro pueblo necesita en ciertos momentos necesidades que yo no se las puedo cubrir. Trasmitiros que siempre estaré, dispuesto siempre a trabajar para vosotros desde cualquier lugar.

Mi agradecimiento a todos los compañeros de mi partido (PSOE), a los alcaldes y alcaldesas, concejales y concejales, que a lo largo de estos años he conocido y compartido momentos y vivencias, al Gobierno de la Junta de Extremadura y de la Diputación Provincial de Badajoz, a Guardia Civil, Policía Local de Montijo y Protección Civil de Montijo, por estar siempre por y para Barbaño.

No puedo dejar atrás a mi familia, a la que tantas veces he tenido de mi lado, a mis hermanos y a mis padres, a los que se, que muchas veces les he dado más sufrimientos que alegrías. Gracias por tanto, por estar expuestos a todo sin haberlo buscado, pero sobre todo, gracias por entenderme, y apoyarme para ser la persona que quería ser. En política no todo vale, la política debe de convertirse en la mejor herramienta para cambiar la vida más sencilla. Hay que darle valor, a la gestión municipal, ya que es nuestro Ayuntamiento y nuestros políticos, la administración más cercana que tienen nuestros ciudadanos.

También os pido perdón si alguna vez con mis palabras, acciones o gestos he ofendido a alguien o alguien se ha sentido perjudicado

El próximo 26 de mayo, si todos queremos, tendremos un gran alcalde, una gran persona llena de humildad, sencilla, ganas de trabajar por nuestro pueblo, de seguir luchando por nuestros proyecto y porque Barbaño siga como hasta ahora, siendo un ejemplo de pueblos para muchos. Estoy seguro y convencido, de que seremos sabios en nuestra elección, y responsable con nuestro derecho al voto.

Solamente me resta deciros, que mi intención como Alcalde de Barbaño ha sido siempre cumplir correctamente con mi obligación, poniendo todos los esfuerzos necesarios para ello, espero haberlo conseguido. Sin más, sabed siempre, que como hasta ahora, estaré siempre a vuestra disposición.

Recibid un fuerte abrazo, de vuestro alcalde.

Juan Manuel Ambrona Rando