Publicidad

El equipo directivo del Conservatorio Profesional de Música de Montijo informa de la actividad que va a realizar el conservatorio a través de sus agrupaciones de Coro y Orquesta con la ONG UNRWA.

«Dicha asociación se puso en contacto con nosotros el pasado curso, pero por motivo de la pandemia tuvimos que posponer nuestra colaboración. En estos momentos gracias al apoyo del Ayuntamiento facilitándonos las instalaciones del Teatro “Nuevo Calderón “ podemos disponer de un espacio con el aforo lo suficientemente amplio para que se puedan celebrar estos actos con todas las medidas de seguridad necesarias», destaca el equipo directivo.

Escuchando a Palestina

El presente proyecto, llamado “Escuchando a Palestina». Sensibilizar a través de la música sobre la situación de la población refugiada de Palestina”, se desarrolla gracias a una subvención concedida a UNRWA España en Extremadura por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional al Desarrollo (AEXCID) de la Junta de Extremadura.

Su objetivo es acercar la situación de esta población y sensibilizar sobre la importancia de defender los Derechos Humanos al alumnado y al profesorado de los conservatorios de la región y en él están involucrados los centros de Cáceres, Plasencia, Mérida, Don Benito y Montijo.

Para ello se ha establecido una metodología participativa y activa que utiliza la música como puente de unión entre realidades. A través de ejemplos del uso de la música para defender los Derechos Humanos en general y los de las personas refugiadas en particular.

Se mostrarán iniciativas puestas en marcha por músicos y músicas, orquestas, conjuntos de todo el mundo con este objetivo.

También se mostrarán ejemplos del uso de la música en los campos de población refugiada para brindar esperanza a las personas que viven en esas circunstancias.

El fin del proyecto es dotar al alumnado y al profesorado de herramientas para que, desde los conservatorios, se puedan realizar acciones en defensa de los Derechos Humanos a través de la Música.

En Montijo, a través de la colaboración con la dirección del Conservatorio, se ha establecido llevar a cabo el proyecto con las personas que participan en el Coro y la Orquesta (unas 45 en total).

En marzo, se llevarán a cabo dos sesiones presenciales sobre Derechos Humanos, Música y población refugiada a cargo de la Técnica de Educación para el Desarrollo de UNRWA España en Extremadura y con la participación de una mujer palestina.

En abril, se pondrá en marcha un video de acción musical en defensa de los Derechos Humanos inspirada en las sesiones formativas.

Las actividades se llevarán a cabo con esta metodología y contenidos:

CON EL CORO Y LA ORQUESTA DEL CONSERVATORIO DE MONTIJO:

• Sesiones presenciales en el teatro de Montijo:

5 de marzo de 17 a 18.30 horas: “¿A qué suenan los Derechos Humanos?: Creando puentes musicales con la población refugiada de Palestina.

Mediante una sesión dinámica y participativa se darán ejemplos de cómo defender los Derechos Humanos a través de la Música.

También se hará una introducción a la situación de la población refugiada de Palestina y mostrar iniciativas musicales llevadas a cabo en campos de refugiados de todo Oriente Medio.

12 de marzo de 17 a 18.30 horas: “Escuchando a Palestina”. En esta segunda sesión, y después de haber conocido la situación de la población refugiada de Palestina, tendemos la oportunidad de escuchar a través de videoconferencia el testimonio de Mai, una joven palestina que vive en Madrid.

Será la ocasión de conocer de primera mano su experiencia y de poder plantearle preguntas o dudas.

• Acción musical en defensa de los Derechos Humanos:

Durante el mes de abril se realizará una video acción musical para defender los Derechos Humanos de la población refugiada de Palestina.

Participarán los componentes del Coro y la Orquesta del Conservatorio de Montijo.

Será grabada y posteriormente editada por una productora. Este vídeo será difundido como acción puesta en marcha para defender los Derechos Humanos desde la Música.

UNRWA

UNRWA es la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina. Se creó hace más de 70 años para dar asistencia humanitaria a la población palestina que tuvo que dejar sus hogares después de la primera guerra árabe- israelí.

Hoy ofrece ayuda humanitaria en forma de alimentación, servicios sanitarios, educativos y sociales a 5,4 millones de personas en campos de personas refugiadas de Gaza, Cisjordania, Jordania y Líbano.

Trabajando mano a mano con población que sigue a la espera de una solución justa y definitiva a su difícil situación.

En Extremadura, UNRWA trabaja desde el 2017 con el objetivo de dar a conocer a la población extremeña la situación en la que viven las personas refugiadas de Palestina y realizando proyectos de educación sobre Derechos Humanos.

Para ello pone en marcha programas dirigidos principalmente a población joven.