Publicidad

Durante los meses de septiembre y octubre se han llevado a cabo dos planes paralelos para su tapado en la avenida Pozo Quebrado. La primera actuación se realizaba por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, y APLIFOEX como empresa contratada, cubriendo una longitud 115 metros con ‘cajones prefabricados’.

El segundo plan se ponía en marcha desde el Ayuntamiento poblanchino con una dotación de 157.589,48 euros otorgados con fondos propios, tras licitación concursal, a IMES-API para el soterramiento de 130 metros con paneles de hormigón prefabricados.

El alcalde-presidente, Juan Mari Delfa, ha estado visitando el desarrollo de la obra en varias ocasiones para comprobar que se realizaba la instalación en tiempo y forma. “Como vecino de Puebla de la Calzada me siento satisfecho de haber podido participar en la solución de un problema histórico en nuestro municipio y me solidarizo con los vecinos que aún siguen padeciéndolo”, señala Delfa.

El último tramo soterrado -de 200 metros- por el anterior ejecutivo local presidido por Juan Antonio González constaba con una cuantía de 224.364 euros, 181.500 euros asumidos por el Consistorio y 42.864 euros la Consejería de Fomento.

El responsable del actual ejecutivo municipal ha adelantado que desde el Consistorio se seguirá promoviendo el tapado en las zonas que aún quedan descubiertas para mejorar la calidad de vida de los vecinos.