La Acreditación permite al Centro de Día de Lobón ofrecer su atención a personas con reconocimiento oficial de la situación de dependencia, puesto que, para gastar y justificar la ayuda económica vinculada a un servicio que recibe el beneficiario por la Ley de Dependencia, es requisito indispensable que el usuario utilice un Centro o servicio acreditado. La Acreditación significa que el Centro reúne las condiciones adecuadas para prestar una atención de calidad a personas dependientes en la realización de las actividades de la vida diaria.

Según afirma el Ayuntamiento de Lobón en nota de prensa, «la calidad de un servicio social depende, en primer lugar, de la seguridad de las personas que reciben la atención, de la propia atención directa recibida y, por lo tanto, de la suficiencia y cualificación del personal, del trato recibido y de la buena comunicación con el familiar de referencia, del valor de los servicios, de la accesibilidad y de la ergonomía del Centro, que facilite la movilidad de los usuarios y las tareas de atención y de unas condiciones ambientales agradables para el usuario y condiciones laborales adecuadas para el personal». El Centro de Día de Mayores de Lobón «ha sabido conjugar estos aspectos para ofertar un servicio que supere los estándares medios de calidad.

Otra forma de poder solicitar una plaza en el Centro, es de forma privada, utilizando todos los servicios ofertados sin necesidad de estar reconocida la dependencia del mayor por el SEPAD».

Gymnkana

El mes de noviembre finalizó con una “Gymnkana” de juegos alternativos llevada a cabo el pasado jueves 27 en el Centro de Día, que consistieron en diez estaciones con diferentes actividades, como los bolos, lanzamientos de aros, tiro a la diana, dardos, mini-basket, carrera de globos, juegos con el fitball, hulla-hop, pelotas de foam y baile, todo ello coordinado por Pilar Cuervo, técnico del Programa: “Extremadura en forma” de la Junta de Extremadura.

Gracias a esta actividad han realizado prácticas deportivas saludables y divertidas, realizando juegos de coordinación, fuerza, lanzamientos,… y lo más importante es que han abandonado la rutina diaria y se han divertido muchísimo.