Publicidad

El PP califica la ejecución de la obra de «descabellada» abriendo una zanja «de cuatro metros de profundidad, destrozando incluso los pozos de registro de la calle, y a poco mas de un metro de las viviendas que, algunas de ellas, carecen prácticamente de cimentación». Según la nota de prensa del PP, la zanja «después de haber pasado mas de seis meses, continua abierta al día de hoy en parte de la calle, y el resto de la calle la tienen ocupada por los correspondientes tubos, con lo cual además de la peligrosidad existente en la misma, existen lógicamente las correspondientes molestias para los vecinos, que por tal motivo, ni tienen fácil el acceso a sus casas y por supuesto imposible el acceso a sus cocheras».

• Ver/Descargar nota de prensa

Publicidad