Publicidad

Durante estos días puede visitarse en la Biblioteca de Montijo «Estampas de armonía», una exposición íntegramente realizada por los alumnos de Plena Inclusión Montijo que reúne un total de once collages en un homenaje a Japón, su arte y filosofía.

Entre sus personajes se incluyen guerreros, mandatarios y personas del pueblo llano.

Hombres y mujeres con alguna discapacidad. En algunos casos más evidente y en otros pasa casi desapercibida.

El Bushidō es el código de ética de los Samuráis. Una ley que funcionaba como camino para guiar a hombres y mujeres sin correr el riesgo de perder su humanidad.

Una filosofía de vida que guiaba a las personas para que no se alejaran de los valores básicos.

El código del Bushidō fue evolucionando junto con las artes marciales japonesas y la filosofía unida a ellas, hoy puede entenderse como una forma de vida armónica con la energía del universo.



El Bushidō consta de 7 virtudes:

Gi — Justicia emana de ti mismo; Yu — Coraje: vivir escondido no es vivir; Jin — Compasión: ayuda a los demás en cualquier oportunidad.

Si no se da la oportunidad, créala, Rei — Respeto: no existe motivo para ser cruel; Makoto — Honestidad, sinceridad absoluta: hacer lo que se dice; Meiyo — Honor: la virtud más importante, sé tu propio juez; Chugi — Lealtad: ser responsable de lo que haces y dices.

Esta antigua Cultura ha logrado sobrevivir hasta nuestros días.