Mapa de probabilidad de que el verano sea muy cálido en Extremadura
Mapa de probabilidad de que el verano sea muy cálido en Extremadura
Publicidad

La delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, ha informado esta mañana que la región ha sufrido en la pasada estación de primavera temperaturas más altas que las habituales y además ha contado con un periodo de precipitaciones muy seco.

Estable dentro de la gravedad un vecino de Lobón que sufrió un golpe de calor en Barbaño

Balance climatológico de AEMET

Cristina Herrera ha realizado estas declaraciones durante la presentación del balance climatológico que realiza cada tres meses coincidiendo con el cambio de estación, donde se resume el periodo anterior y se anticipa las previsiones para la siguiente estación. La delegada ha comparecido junto al delegado territorial de AEMET en Extremadura, Marcelino Núñez.

Herrera ha informado de que esta pasada primavera, en Extremadura la temperatura media del trimestre marzo-abril-mayo ha sido de 16,3º mientras que la temperatura media de referencia es de 14,6º.

Es decir, que se ha tenido una anomalía positiva de + 1,7º respecto al valor medio. Esto permite calificar la primavera como muy cálida. En concreto este trimestre pasado ha sido el segundo más cálido del periodo de referencia, que comprende desde 1981 a 2010.

Además, en esta primavera hubo tormentas con viento fuerte y granizo en el mes de mayo y ahora en junio, la reciente ola de calor. En este sentido, Marcelino Núñez ha indicado que dicha ola terminará entre hoy y mañana y aunque está previsto que repunten las temperaturas el viernes, a partir del domingo descenderán coincidiendo con la entrada de un frente tormentoso.

Precipitaciones

En cuanto a las precipitaciones, Cristina Herrera ha destacado que esta pasada primavera se puede calificar como de “muy seca”. Así, las precipitaciones medias en Extremadura han sido de 108 litros por metro cuadrado.

Este es un dato inferior al valor de referencia, que se encuentra en 150 litros por metro cuadrado. Por lo tanto, “hemos tenido un déficit de medio de 42 litros por metro cuadrado de promedio medio en Extremadura”, ha añadido. En este trimestre, las precipitaciones han representado un 72% del valor de referencia.

En cuanto al balance del año agrícola, que abarca desde el 1 de septiembre de 2016 al 31 de mayo de 2017, hay que calificarlo como seco.

Se han registrado de media 452 litros/m2, siendo el valor que se esperaba de 567 litros por metro cuadrado. Eso significa que las precipitaciones registradas en el periodo citado han supuesto un 80% del valor medio.

La predicción estacional para los meses de julio-agosto-septiembre, es decir, para el verano que comenzamos hoy es de temperaturas más altas que las normales mientras que las precipitaciones estarán cercanas a los valores climatológicos.

Nuevo modelo

Por último, Marcelino Núñez ha informado que AEMET Extremadura cuenta desde ayer con un nuevo modelo operativo (Harmonie-Arome) que mejora la capacidad de resolución que es capaz de dar previsiones cada 2,5 km y además, según ha señalado, pronostica mucho mejor las tormentas y los fenómenos más significativos: “Es un modelo más realista que el anterior. Llevamos cuatro o cinco años trabajando con él, validándolo, porque no nos gusta sacar nada sin haberlo probado antes”, ha señalado.

Compartir