Los hechos ocurrieron sobre las doce y media de la noche del pasado jueves, con motivo del control de radar que se estableció en la carretera A-5 termino municipal de Montijo, la Guardia Civil captó y fotografió con el cinemómetro, un vehiculo de alta gama con placas de matriculas portuguesas circulando a 232 km/h, donde la máxima velocidad permitida es la de 120 km/h.

Los agentes procedieron a la detención del conductor del turismo, por considerarlo autor de un supuesto delito contra la seguridad vial.

Ahora el conductor detenido, se enfrenta a penas de prisión de 3 a 6 meses de prisión, o multa de 6 a 12 meses, o con trabajos en beneficios de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Las diligencias junto con la detención del ciudadano portugués pasaran a disposición de los Juzgados de Instrucción de Badajoz el próximo día 23 miércoles.

Publicidad