Publicidad

El premio en la categoría de Deporte Colectivo ha correspondido a las Escuelas Municipales Deportivas del Ayuntamiento de Talavera la Real, que han cumplido 30 años promoviendo todo tipo de actividades deportivas en la localidad

Premios por categorías

Junto al galardón principal, se han concedido otros tres Premios Espiga, con una dotación de 1.500 euros. En la categoría Deporte Individual se ha premiado a la joven gimnasta cacereña Carla Santano, que además de campeona de Extremadura ha alcanzado puestos destacados en los campeonatos de España, Con su club, el Hadar de Cáceres, ha sido campeona de la Liga Iberdrola con en pelota y bronce en manos libres.

El ciclista pacense Rubén Tanco ha recibido el Premio Espiga en la categoría Deporte Adaptado. Recientemente ha conseguido su tercera Copa de España de ciclismo adaptado y destaca como una persona con una gran iniciativa social y de colaboración tanto en colegios como con diversas asociaciones sin ánimo de lucro.

El premio en la categoría de Deporte Colectivo ha correspondido a las Escuelas Municipales Deportivas del Ayuntamiento de Talavera la Real, que han cumplido 30 años promoviendo todo tipo de actividades deportivas en la localidad. Un total de 715 personas, que suponen el 50% de la población del municipio, participaron en estas actividades el año pasado.

Premio Gracias

Por último, el Premio Especial Gracias ha reconocido la trayectoria del atleta popular Antonio Estepa, que con 78 años lleva más de 500 carreras a sus espaldas a lo largo de casi cinco décadas y quiere seguir en activo.

Además de los premiados, todos los candidatos finalistas han recibido un diploma por su participación en esta XVII edición de los Premios Espiga, que ha sido “muy especial”, según el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, porque es la primera entrega de premios que se realiza de forma presencial desde que comenzó la pandemia.

Urbano Caballo ha destacado que estos premios del deporte son uno de los galardones “con más solera, no solo entre los Premios Espiga que entregamos cada año, sino también en el ámbito del deporte en Extremadura”. Además, ha recalcado que al valorar otras cuestiones además de los méritos deportivos, como la trayectoria o el impacto social, estos premios tienen en cuenta “una visión más global de la actividad deportiva” y “reconoce a muchas personas que, de manera anónima, viven por el para el deporte”.

Compromiso social

El presidente de Caja Rural de Extremadura también ha apuntado que los Premios Espiga del deporte “ponen de manifiesto el espíritu de compromiso social de la entidad”, al igual que la colaboración que la cooperativa de crédito mantiene con diversos equipos y federaciones deportivas.

En la clausura de la celebración, la consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Nuria Flores, ha ensalzado los méritos de los galardonados y el ejemplo que ofrecen todos los finalistas. Asimismo, ha agradecido “el compromiso de Caja Rural apoyando el deporte de nuestra tierra, reconociendo el esfuerzo y dedicación de cualquier deportista, en cualquier localidad y comarca de Extremadura”. Y ha señalado que su dotación económica “viene a incentivar la inversión en deporte” en la región.

Publicidad