Cinco sketchs formaba el espectáculo y con ello, una serie de personajes que protagonizaban esta disparatada comedia, que arrancó las risas de un público y que disfrutó con la peripecias de varios matrimonios, que empiezan y terminan por no entenderse. La obra nos mostraba unas situaciones de lo más cómica, quizá hasta un tanto atípicas, eso sí, cada una de ellas supieron enganchar al público desde el principio.

Esta actividad ha sido programada por el ayuntamiento de Torremayor y entre los asistentes se encontraba el alcalde de la localidad, Manuel Estribio, responsable directo de esta programación cultural que se está llevando a cabo en esta localidad extremeña.

Publicidad