Publicidad

Respuesta de Francisco Javier Amaya, secretario general de Educación de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura al escrito de las AMPAs de Montijo, Barbaño y Puebla de la Calzada.

Respuesta:

Estimada Sra. Petri López Domínguez:

Estamos al tanto del malestar y del miedo que existe entre parte de los vecinos con la asistencia a las aulas. Deseamos que la situación de sus localidades mejore día a día.

Le mostramos todos nuestros ánimos en unos momentos tan complicados. Ojalá y pronto la vacuna pueda aventurar un futuro más esperanzador en todos los ámbitos.

Tal y como anunció la Consejera, estamos muy pendientes de la evolución de cada uno de los centros educativos y tomamos la decisión de forma conjunta con la Dirección General de Salud Pública.

En ese sentido, las autoridades sanitarias no nos han indicado que suponga un riesgo para el alumnado y sus familias la asistencia presencial. Concretamente, la situación de los centros educativos de sus localidades es la siguiente:

• Desde el 11 de enero, en la localidad de Montijo, sólo se han notificado dos positivos que han tenido consecuencias en los centros, ya que pertenecían a grupos de convivencia estable y se ha procedido al confinamiento del grupo como medida para frenar los contagios.

El resto de alumnos y alumnas en edad escolar, que se han confirmado como positivos o contactos estrechos, ha tenido lugar en su entorno social o familiar, y no en el entorno escolar, por lo que no ha habido ninguna repercusión en el aula.

• Respecto a la localidad de Puebla de la Calzada, se ha confirmado un positivo en un grupo que no era de convivencia estable y en el que se mantenían las distancias, por lo que no ha tenido ninguna repercusión en el aula. El resto de alumnos y alumnas en edad escolar, que se han confirmado como positivos o contactos estrechos, ha tenido lugar en su entorno social o familiar.

No hay, por tanto, motivo para que los niños y niñas de sus localidades no asistan presencialmente a clase, a no ser que alguno de ellos haya sido considerado contacto estrecho.

El derecho a la Educación es un derecho fundamental recogido en el artículo 27 de la Constitución y la Consejería de Educación y Empleo ha trabajado para garantizar la máxima presencialidad en el curso escolar de la pandemia.

En el primer trimestre, sólo el 0.52% de las aulas pasó a Escenario III (modalidad a distancia) a pesar de que la incidencia acumulada de ciudades como Almendralejo, Mérida, Cáceres o Badajoz era muy alta, circunstancia que llevó al Consejo de Gobierno a adoptar medidas excepcionales.

La incidencia acumulada de la localidad, por tanto, no se corresponde con la incidencia de casos COVID-19 en los centros educativos.

Le pedimos, por favor, confianza en las medidas adoptadas. No vamos a correr ningún riesgo y sólo garantizaremos la presencialidad cuando se den las condiciones. Rogamos que extremen las medidas de seguridad e higiene y que eviten aglomeraciones a la entrada y salida del centro.

Si se decidiera alguna medida distinta, se lo comunicaríamos rápidamente.

No se trata tampoco de gestionar con rigidez la situación sino, más bien, de analizar la evolución del virus, en este caso, en los centros educativos.

Le deseamos muchos ánimos en estos momentos tan complicados.

Atentamente,
Francisco Javier Amaya Flores
Secretario General de Educación
Consejería de Educación y Empleo
Junta de Extremadura

Las AMPAs de todos los Centros Educativos de Montijo, Barbaño y casi todas de Puebla de la Calzada solicitan a la Junta de Extremadura aplazar las clases presenciales

Publicidad