Entrega del cheque-benéfico en el IES Vegas Bajas del director Juan José Fernández al Párroco, Pedro Gómez Serrano.

por Pablo Iglesias Aunión


Cuando en enero del año 2021 comenzaba con el proyecto Nuestro Patrimonio: nuestro futuro dentro del modelo de Aprendizaje por Servicio, no pensaba como coordinador del mismo, que los frutos de este proyecto a una duración mínima de tres años (ya llevamos dos), en este caso de tres cursos lectivos (2021-2024), no pensaba como digo, que los resultados didácticos, curriculares y especialmente de aplicación social fueran tener los resultados que está teniendo y menos aún a alcanzar los éxitos que ya ha obtenido.

El Patrimonio de una localidad, su Historia, su Arte y su evolución social analizada en el aula y dispuesta para que los alumnos posteriormente la pudieran proponer a la sociedad (eso es “aprender para servir”), ha llegado a tener un calado y una aceptación dentro de la comunidad tanto educativa como de la propia comunidad social en las localidades de Barbaño y de Montijo, que no me imaginaba.

La villa romana de Torreáguila, el conventual de las clarisas y el templo parroquial de San Pedro Apóstol, se convirtieron -y sigue siéndolo hoy- en objetivos que quizá de otra manera, ni hubieran interesado al alumnado, ni tampoco la sociedad hubiera comprendido que la enseñanza abarca algo más que únicamente contenidos y que en este modelo de aprendizaje se recoge lo que marca la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible con los llamados O.D.S. (Objetivos de Desarrollo Sostenibles).

Se ha participado en las X Jornadas del Festival Romano “Amnis Callis” que bajo el título de Torreáguila: legado y futuro. Ejemplo de Patrimonio y en el que estuvo presente igualmente el doctor en Historia Alfonso Pinilla que nos proponía a Roma como un viaje en el tiempo servían para poner un granito de arena en el deseo de que la villa sea modelo y ejemplo de turismo cultural en nuestra Comarca.

Participación en las Jornadas desde el Proyecto del Patrimonio

Visita a la villa romana de Torreáguila, mazo 2022

Nuestros alumnos y profesores han conocido de primera mano la villa romana con clases directas en el yacimiento y un contacto presencial y habitual con el director técnico de las excavaciones Germán Rodríguez Martín.

El conventual del Santísimo Cristo del Pasmo es centro de este modelo de aprendizaje y de esta oferta social. No ya sólo por la aparición en el programa de Canal Extremadura Muévete en el que se comenzó a denunciar las pintadas que sufre la fachada del monasterio del siglo XVIII, sino con una actividad singular y única que los alumnos de 2º de Bachillerato de Religión realizando el 16 de diciembre bajo el título “De la judería al conventual de las clarisas” (nos alegramos de ver que se repetirán en parte en actividades culturales municipales este verano).

Momento álgido de nuestro proyecto fue la presentación por parte del alumnado de 2º de Bachillerato en la “Sala Centinela” del Teatro “Nuevo Calderón”, la charla-coloquio “Nuestro Patrimonio: una riqueza para conocer, difundir y proteger”, donde magistralmente estos alumnos dieron una auténtica lección de Historia, Arte y conservación de nuestro Patrimonio.

Charla Coloquio en la Sala Centinela

Finalmente, el templo parroquial de San Pedro Apóstol al que se incluyó con las llamadas “Veladas histórico-artísticas” en la semana final de junio del 2021 y como aportación al fomento del conocimiento de un templo que abarca el amplio periodo de los siglos XV al XVII. Fomento que ha culminado el pasado mes de abril cuando desde el IES Vegas Bajas y por medio d este mismo proyecto sobre el patrimonio, se realizaba el Festival Musical Benéfico que ha logrado aportar la cantidad de 1.390 euros como ayuda para la restauración del Retablo Mayor.

Colaboración en las XI Jornadas Técnicas

En medio de todo ello y a lo largo de diferentes momentos del año, durante estos cursos mencionados del proyecto, se han realizado rutas históricas que están incorporadas en los programas anuales de departamentos que conjuntamente trabajan (Historia-Arte-Religión-Música), donde a los alumnos se les enseña una interdisciplinariedad que únicamente puede nacer de la mano de profesionales de la enseñanza (compañeros a los que eternamente quedo agradecido y unido en su mismo sentir profesional).

Festival Benéfico para el Retablo Mayor de San Pedro

El proyecto Nuestro Patrimonio: nuestro futuro ha logrado ir convirtiendo a la sociedad y a las comunidades sobre las que actúa (Barbaño-Montijo), en auténticos protagonistas donde sus habitantes son herederos, portadores y transmisores del antedicho patrimonio.

Si a la vez, una propuesta pedagógica sirve de modelo a programas culturales en las diversas entidades comarcales en proyectos que ya iremos anunciando, sin duda la apuesta ha sido y es acertada: “Si existe un modo de vivir digno del hombre, vale la pena hacer todo lo posible para encontrarlo. Sería una pena dejar transcurrir la vida y no haberse enterado de lo más importante, aunque no sea fácil” (Juan Luis Lorda, Moral: el arte de vivir, en editorial Palabra).


(*) El autor del presente artículo lo hace desde su visión profesional y de dedicación a la enseñanza y a la investigación histórica en base a su formación académica como Diplomado en Magisterio, Licenciado en Geografía e Historia, Licenciado y Máster en Ciencias Religiosas y Doctorando en Historia (2022-2025). Desde esta perspectiva expresa su agradecimiento muy particular y personal a los alumnos que han participado y participan en el proyecto que se explica en el artículo, al centro educativo del IES Vegas Bajas y a instituciones como Diputación Provincial y ayuntamientos de Barbaño y Montijo.

Publicidad