por Teodoro Gracia


A lo largo de estos 40 años, Puebla de la Calzada a través del Festival Nacional de Teatro Vegas Bajas se ha convertido en un punto de encuentro para los amantes de las Artes Escénicas.

Nuestro Festival está considerado como uno de los eventos culturales más importantes de nuestra región como consta en los datos que refleja el Observatorio de la Cultura de España de Fundación Contemporánea, entrando a formar parte del ranking de los 10 mejores eventos culturales en el año 2017 y conseguir mantenerse en él, año tras año, hasta el día de hoy.

Prueba del perfecto estado de salud por el que atraviesa el Festival es el premio que recibió en agosto del 2020, dentro del marco de la Feria de Teatro de Castilla y León celebrada en Ciudad Rodrigo, como mejor propuesta cultural a nivel nacional dentro ámbito rural, sirvan estas líneas para dar nuestro agradecimiento una vez más a los organizadores de estos premios, que sin lugar a dudas son un referente y para nosotros un aliciente más para seguir trabajando en pro de las artes escénicas.

El 40 aniversario del festival es un buen momento para analizar, hacer balance y evidentemente, seguir apostando por su futuro.

Con las premisas de intentar confeccionar una programación basada en ofrecer a nuestro público espectáculos de calidad, una calidad contrastada a nivel nacional, con montajes que forman parte de las mejores ferias, festivales y circuitos nacionales, con el sello de recomendación de Redescena, la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública, y con el aval de nominaciones y premios de la talla de los MAX, premios por excelencia de las artes escénicas.

Creemos que el éxito de la programación es debido en mayor parte a que esta, está pensada teniendo encuenta a nuestro público, un público fiel y amante del teatro.

Para hablar de los orígenes del Festival tenemos que remontarnos al año 1982 cuando un grupo de personas creyeron en un proyecto que, año tras año, ha ido creciendo convirtiéndose en un evento cultural por el que han pasado, en su programa oficial, 318 espectáculos teatrales, todo ello sin contar las innumerables representaciones que han formado parte el off de este festival, así como las actividades que se han organizado aprovechando el marco del mismo, como talleres o exposiciones.

Buenos montajes sobre el escenario, las mejores compañías y un público fiel que cada año llena el aforo del teatro.

El balance no puede ser más positivo.