Publicidad

Manuel Borrego ha destacado que este certamen supone una aportación al mundo de la cultura en general y al de las letras en particular. González-Castell, madrileño de nacimiento y montijano de adopción, dedicó gran parte de su vida a la poesía fundamentalmente, pero también tuvo incursiones en la novela, la crónica o el teatro. Tal como ha subrayado el diputado provincial, “ha sido el ayuntamiento de Montijo quien ha sabido poner de relieve su obra y figura creando, entre otros, este certamen literario.

Y es aquí donde la Diputación de Badajoz, en su labor de cooperación con los municipios, aporta su grano de arena. Y en este caso en particular, el Área de la Imprenta Provincial, en su afán por apoyar la cultura, colabora con la impresión de los trabajos ganadores, en este caso el de la XIII edición con el libro que hoy presentamos de Alfonso Pinilla titulado Historia del Silencio”.

Alfonso Pinilla García (Montijo, 1976) es profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Extremadura. Ha escrito sobre Teoría y Método en Historia, así como sobre el papel de los medios de comunicación en la percepción y transmisión del pasado. “Historia del silencio” es su primera novela, un homenaje a la literatura y al género fantástico que mezcla la reflexión y la lírica para dibujar una radiografía de nuestro tiempo; un tiempo donde el cruce de informaciones no siempre conduce al conocimiento, y el prolijo desarrollo de los medios de comunicación a veces nos aleja, paradójicamente, del contacto directo con la realidad.

El autor define su obra como peculiar por su estructura, donde de todas las herramientas que amplifican las capacidades naturales del hombre la máquina que más sorprende es la de la memoria, desde las cuevas de Altamira a las tabletas y pen-drives actuales. Esto ha generado dos fenómenos sobre los que reflexiona en este libro: “la sobreinformación y la falta de conocimiento sobre la realidad, y la comunicación cada día más mediada pero menos directa. En torno a estas cuestiones se edifica esta travesura, esta locura”.

Para Piedad González-Castell, portavoz del certamen y miembro del jurado junto a Farncisco Muñoz, Santiago Castelo, Lourdes León y Jorge Márquez, este libro cautiva desde el primer momento por su belleza narrativa y su dificil estructura que encaja perfectamente en el total de la narración. “Es un libro lleno de poesía -ha matizado- y también de crítica hacia una sociedad irreal pero extrapolable a la nuestra donde se dan la incomunicación, el afán de lucro y la insolidaridad”.

Publicidad