Discriminación por educación no inclusiva educación autismo escuela alumnos primaria infantil

por María Angeles Delgado del Viejo 🖋️


 

Me llamo Mª Angeles Delgado del Viejo y soy una madre con un hijo con doble discapacidad. Mi hijo tiene Trastorno de Espectro Autista y tiene hipoacusia severa bilateral profunda, con implantes cocleares para poder escuchar.

Mario que así se llama mi hijo esta escolarizado en el CEIP San Isidro de Guadiana, cursando segundo de infantil. Nosotros somos de Montijo y tenemos que trasladarnos todos los días a Guadiana para cumplir los requisitos que exige administración para crear un aula Tea, ya que son necesarios al menos tres niños con dictamen de escolarización necesarios para dicha creación. ¿Que es un aula tea? Es un aula en el que puede haber de tres niños a seis con diagnostico en Tea, este aula tiene como una ATE (cuidadora) una A.L y una P.T y dispone de materiales de Integración Sensorial y todo tipo de materiales para las personas con T.E.A., en resumen, todo lo necesario para cubrir unas necesidades básicas, las cuales se han solicitado en varias ocasiones por el colegio y que según normativa vigente tienen todo el derecho para crearse, asimismo son necesidades tan básicas como la conciliación familiar de los alumnos con diagnóstico, que requieren ayuda y no de implementar más trastornos para ello y sus familias.

Tres años solicitando el aula

Pues bien, llevamos tres años solicitando el aula. Cumplimos con todos los requisitos y la documentación en regla. Pues todavía la administración no nos ha respondido por escrito. En febrero volvimos a solicitar el Aula, las tres familias, el Colegio de San Isidro, el AMPA y el ayuntamiento de Guadiana.

El colegio debido a que tiene 25 niños con necesidades especiales y que necesitan apoyo y tres alumnos con TEA se encuentra en una situación insostenible, recibiendo los alumnos una cantidad de horas de apoyo muy por debajo del mínimo necesario para alcanzar un desarrollo pleno y estar en igualdad con el resto de alumnos, sufriendo por tanto discriminación.

El caso de mi hijo es muy particular, debido a su trastorno de espectro autista muerde los implantes cocleares cuando esta solo, por lo que se puede tragar las pequeñas piezas de los aparatos, por lo que existe peligro de atragantamiento y muerte por asfixia, tiene que tener una supervisión constante.

La Consejería de Educación tiene esta información desde hace tres años y todavía no se ha pronunciado por via administrativa.

Sin ATE

Ahora bien, se nos suma un problema más. La ATE que es la cuidadora para estos tres niños y se suele dar la baja durante el curso escolar. Está en su derecho, si está enferma como cualquier trabajador tiene el deber de darse de baja. Pero en enero estuvieron los niños cuarenta días sin ATE, con la consecuencia del desperfecto de los aparatos, lo que supone un coste económico enorme y el peligro de sufrir un atragantamiento. El colegio no puede sostener esta situación cuando falta el ATE y la administración no se apresura a sustituirla y conceder el aula TEA.

Pues bien hoy Mario no ha podido ir al cole y sus dos compañeros tampoco porque el ATE ha faltado, así estaremos varios días hasta que llegue la nueva ATE, como pasó en enero que estuvimos 40 días sin ATE. Cada vez que el ATE no acude a su puesto de trabajo por cualquier circunstancia ( esta en su derecho como trabajador) Mario no puede asistir al cole porque el colegio no puede cubrir sus necesidades, todos estos problemas se subsanarían con la creación del Aula TEA

Ahora pregunto:

¿Acaso mi hijo no tiene derecho a tener una educación en un colegio público?

¿Acaso las familias no tienen derecho a trabajar y estar tranquilos en sus trabajo o en casa sabiendo que sus hijos tiene las necesidades cubiertas en un colegio público?

¿Qué culpa tenemos las familias que la administración no sea mas eficiente en caso tan especiales?

¿Es esta la educación inclusiva que defiende la administración?

Mi hijo tiene el derecho fundamental de tener una educación y hoy se la han negado.

Como madre denuncio esta discriminación hacia estos tres niños, hacia el colegio de San Isidro de Guadiana y a la localidad de Guadiana. Nos merecemos un respeto por la lucha e inclusión que queremos para nuestros hijos.

Espero que me tomen en serio, solo quiero que mi hijo sea feliz en el cole, como cualquier niño. De eso se trata la inclusión.