Publicidad

Durante las dos horas que duró el concierto se escucharon temas de su nuevo disco: “¿Qué fue de los cantautores?”, pasando seguidamente por una selección de canciones protesta de la década de los setenta y los ochenta, paradojamente de actualidad en estas fechas, llegando a algunos poemas musicalizado por Luis como “La Nacencia” de Chamizo; varios del poeta Miguel Hernández, sin olvidarnos de esos hermosos versos de Saramago, a los que le puso música y que grabó bajo el título: “Nesta esquina do tempo”.

La mayoría de las canciones, al escucharse las primeras notas, el público lo agradecía con aplausos, pero sin duda, una de las mas ovacionadas fue su tema estrella: “Flor de Jara”.

El concierto resultó entrañable y maravilloso, un espectáculo intimista que se ganó perfectamente al público. El cantante supo, con su voz grave y pausada, crear una sensación envolvente que conectó perfectamente con todos los asistentes al concierto, que en más de una ocasión tatareaban los estribillos de sus canciones.

Luis Pastor volvió a brillar en Puebla de la Calzada.