Publicidad

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, pedirá este viernes al Gobierno de España la declaración del estado de alarma para poder limitar la movilidad en la Comunidad Autónoma desde las 12 de la noche a las seis de la mañana como medida de protección frente a la expansión del coronavirus

Tras la reunión del Consejo de Gobierno en sesión extraordinaria, el presidente ha informado junto al vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, de las medidas adoptadas, entre las que se incluye la solicitud de la declaración de estado de alarma como medida jurídica que ampare la limitación de movilidad, en aras de proteger la salud de los ciudadanos extremeños.

Fernández Vara ha señalado que había hablado con varios presidentes autonómicos que coincidían con él en la necesidad de este instrumento normativo -que ha de ser aprobado por el Consejo de Ministros-.

El presidente extremeño ha hecho hincapié en que limitar un derecho fundamental, como es la movilidad, no se podría hacer de otra manera, para garantizar que los tribunales puedan estar de acuerdo con la medida.

El presidente ha manifestado que ésta ha sido una decisión “extremadamente compleja”, que nunca había imaginado que pudiera llegar a tomar.

Vara ha recordado en su intervención que “no puede haber salud sin economía, ni economía sin salud” y que la situación de la pandemia exige proteger la vida de la gente, a las empresas y los proyectos de vida de las personas.

Por su parte el consejero de Sanidad y Servicios sociales ha destacado que tras la declaración del estado de alarma, se afinará en lo posible desde los servicios jurídicos de la Junta de Extremadura, para contemplar que la reducción de la movilidad general en la citada franja horaria tenga excepciones, como los servicios esenciales, entre los que ha citado a los trabajadores de los servicios sanitarios nocturnos y las gasolineras.

El consejero ha recordado que el ocio nocturno descontrolado ha incidido en el incremento de los contagios y es lo que se persigue controlar con la reducción de la movilidad desde medianoche, especialmente en esta época del año en que muchas reuniones de ocio se realizan en interiores, lo que amplifica la propagación del virus.

Vergeles ha insistido en que estamos en un segundo pico, no solo de la segunda ola, sino tal vez de la pandemia en sí, y ha advertido de que vendrán semanas duras y difíciles, porque según como están creciendo las cifras de contagios y la incidencia acumulada, la curva “va a seguir creciendo, desgraciadamente”.

Extremadura registra 7 fallecidos y 441 casos positivos por Covid-19



• Más sobre la crisis del Coronavirus

#NoBajesLaGuardia #Coronavirus #EsteVirusLoParamosUnidos

Compartir