El estudio de FADEMUR recoge la visión y experiencias de las mujeres rurales, las deprofesionales que trabajan en ellos y las de víctimas de violencia de género producida en el medio rural

La organización ha arrancado en Mérida la caravana Cultivando Igualdad, que recorrerá el país sensibilizando contra esta lacra en el medio rural

Para ello, FADEMUR profundiza en las particularidades de cada territorio. “El 24,1% de las mujeres extremeñas sufren violencia de género en cualquiera de sus formas”, han denunciado.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) ha dado en Mérida el pistoletazo de salida de la caravana Cultivando Igualdad.

Mujeres Víctimas de Violencia de Género en el Medio Rural

Se trata de una iniciativa con la que FADEMUR recorrerá el país hasta el próximo 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. “Era hora de que las mujeres rurales levantásemos nuestra voz”, han dicho, “Queremos explicar las particularidades de la violencia machista en los pueblos, donde las víctimas son más vulnerables y tienen menos recursos”.

Y es que, en el entorno rural, las mujeres perciben la violencia de género más como una cuestión de ámbito familiar y privado que como un problema social y estructural.

Así lo ha expuesto FADEMUR a partir de los datos de su estudio ‘Mujeres Víctimas de Violencia de Género en el Medio Rural’, el primero de estas características en nuestro país y con el que la organización ha atendido al encargo del Pacto de Estado en materia de violencia de género.

Para la elaboración de su estudio, FADEMUR también realizó encuestas entre agentes sociales y otros profesionales del medio rural.

Éstos destacaron la falta de personal especializado, horarios limitados, falta de conocimiento y de accesibilidad de los centros, entre otras deficiencias que sufren los pueblos.

“La falta de acceso a los recursos en los pueblos, la pérdida del anonimato que tienen las mujeres en los municipios pequeños y la cultura patriarcal tan arraigada en el medio rural, entre otros motivos, hace que la violencia de género esté más invisibilizada en el entorno rural que el medio urbano”, ha señalado la presidenta de FADEMUR Extremadura, Catalina García.