En dicha reunión trataron temas de gran importancia como el desdoblamiento de la carretera Ex-328 de A-5 a Montijo, el arreglo de los semáforos de la carretera Ex-209 frente centro de salud, la instalación de farolas y preparación de la rotonda de la carretera Ex-209 con Avd. de Europa, la construcción de una raqueta para el desvío carretera de Lácara en la carretera Ex-209, y por último de la puesta en marcha de la estación elevadora de aguas residuales.

Todos los temas tratados contaron con el visto bueno y la aprobación del Director General de Infraestructuras.

El desdoblamiento, que está pendiente de la aprobación de los presupuestos de la Junta de Extremadura en próximas fechas, comenzará con el estudio del proyecto éste año y el comienzo de las obras en 2017.