La-dificultad-se-convierte-en-oportunidad

Carta de una madre, Mari Angeles Delgado, a las educadoras de su hijo, Mario Rodríguez, de la Escuela Infantil Alborada.

Sentimientos a flor de piel tras desvelarse el contenido de la carta dedicada al centro infantil ALBORADA, y concretamente a sus dos educadoras: BELÉN MARTÍN Y CARMEN CABEZA, en reconocimiento a su labor educativa y a la “especial dedicación” del alumno.

CARTA

Cuando decidí decir unas palabras lo que me vino a la mente, fue GRACIAS, EMPATÍA E INCLUSIÓN.

En estos dos años que MARIO ha estado en este centro, hemos vivido muchos momentos duros y buenos, y aún en ellos esta escuela  y sus profesionales, han sabido llevar tan bien los cambios en MARIO, que  ha sido muy fácil adaptar su discapacidad en un aula con sus compañeros.

Como padres de MARIO, teníamos miedo. Miedo a las dificultades que podíamos encontrar.

BELEN Y CARMEN, habéis sabido hacerlo muy bien, como el resto de profesionales.

La inclusión se hace desde la educación, y los compañeros de MARIO, han normalizado su discapacidad y sus capacidades de manera natural. ¡Así es como tiene que ser, que no sea algo excepcional, sino algo natural!

CARMEN, te conocía pero te he vuelto a redescubrir y me ha encantado reencontrarme contigo otra vez: ”Anda como te sorprendían mis explicaciones técnicas que te volvían loca ya por la mañana, y luego las buscabas en el Google! ¿y lo que has aprendido?

BELÉN no te conocía, pero eres fantástica, tu energía se contagia ¡¡qué manera de querer a estos niños!! Tenéis devoción por vuestro trabajo, y eso se nota.

Habéis sido un gran apoyo y MARIO, aunque no lo diga, os quiere. Él habla con su corazoncito.

Este centro, tiene un valor humano enorme, ¡¡Chapó!!! Espero que donde vaya MARIO, encuentre las mismas profesionales que vosotras, y si no ya se encargarán sus padres de informar y formar, esta es la clave de la INCLUSIÓN.

De parte de FERNÁNDO Y MÍA, ¡muchas gracias…!, ¡y siempre hacia delante!

HASTA SIEMPRE

Galería de fotos

(fotos: EI Alborada)