por Sergio Naranjo Santos


Recogida de tapones solidarios para Valeria de Torremayor

Hace cinco años corría la voz por todo el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Había nacido Valeria, una niña con apenas seiscientos gramos de peso que gracias al milagro médico y a la fuerza de su ser por vivir, esta niña es hoy a sus cinco años un ejemplo de conciliación e igualdad de las personas con necesidades especiales.

Ella y sus amigos y compañeros del CEIP San Juan de Torremayor son el mejor ejemplo dado que es una más entre ellos y quizás la convivencia en el colegio sea la mejor lección para la educación en la igualdad para tanto los alumnos como para sus padres.

Valeria ha recorrido en su pequeña vida muchos esfuerzos para sus padres dado que tiene necesidades especiales que han tenido que cubrir pero en esta lucha de sus padres, su madre, Noelia, no podría ser más feliz de que su hija vaya al colegio como una más.

Con la iniciativa del CEIP San Juan y el Ayuntamiento de Torremayor se han creado unos contenedores especiales con forma de corazón para que todo el que quiera ayudar con la recogida de los mismos pueda depositarlos y así con su venta hacer de ayuda a todo lo que necesita Valeria. Otros pueblos más de la comarca se han sumado a esta iniciativa.

Aunque en principio, esta iniciativa partía para costear una silla adaptada para Valeria, en Pleno del Ayuntamiento de Torremayor se aprobó la compra y cesión de la silla adaptada. Así que lo recaudado con la venta de tapones se empleará para cubrir otras necesidades como el tratamiento con especialistas como fisioterapeutas, logopedas, etc. tan costosos y que pueden hacer que
Valeria desarrolle aún más su potencial como persona.

¡Más corazones para Valeria, aunque Valeria ya es todo corazón!.