Nadie sabía que iba a ocurrir, pero la población de Esparragalejo ha hablado: no quieren quedarse quietos ante la situación que viven por el corte de la carretera Ex209. Una sanidad rápida, una información veraz y unas carreteras alternativas bien pavimentadas y señalizadas eran las reivindicaciones que manifestaban, ayer, los vecinos de Esparragalejo y La Garrovilla.

Eran las 19:30h y los vecinos de ambas localidades se concentraban frente al consistorio de la localidad de Esparragalejo. Más de 500 extremeños se han unido para protestar por el trato recibido por las administraciones públicas con la gestión del arreglo de la carretera: “Nos hemos sentido muy satisfechos porque el apoyo ha sido muy bueno, se ha demostrado que cuando se quiere se puede unir a un pueblo sin necesidad de involucrarse en la política. Es una protesta para hacer hincapié en nuestros derechos que ha nacido desde la ciudadanía”, dice uno de los organizadores.

El recorrido ha sido desde la puerta del Ayuntamiento de Esparragalejo hasta cerca del puente de la carretera. No era el itinerario exacto, pero los vecinos de estas localidades han querido mostrar su descontento con más fuerza que nunca: “Nosotros habíamos marcado un itinerario, pero los manifestantes han decido quejarse llegando, bajo su responsabilidad, hasta las proximidades del puente, haciendo presente con educación, respeto y serenidad su objetivo”, narran los convocantes.

La Asociación Juvenil Xámacka Extremadura agrade “el comportamiento de todos los asistentes a la protesta, pues han demostrado que las inquietudes hay que mostrarlas de forma pacífica, pues no ha habido ningún incidente”.