Publicidad

Hablamos con Melquíades González Parejo de la empresa familiar Nueces Íberas, ubicada en Puebla de la Calzada

Nueces Íberas es una empresa de origen familiar, joven, pero con una trayectoria de más de dos décadas dedicadas al estudio, producción y transformación de la nuez

Nuestro objetivo es el de generar un producto de origen y con altas garantías de calidad. Para ello contamos con una planta de secado propia, situada en la calle Quito del Polígono Industrial La Avionera de Puebla de la Calzada. Es en nuestra propia planta donde llevamos a cabo todo el proceso que tiene que ver con el secado, calibrado y posterior envasado de la nuez, así como la posterior transformación y selección de la nuez en grano.

A comienzos del año 2019, damos el paso hacia la prestación de servicios agroindustriales en el sector, ya que consideramos que el nogal es un cultivo emergente, el cual tiene muy buena adaptación a las condiciones edafoclimáticas de nuestra zona y que además puede representar una alternativa productiva a valorar.

Así, en Nueces Íberas nos abastecemos de nuez procedente de toda la península ibérica, dando prioridad a las plantaciones que se encuentran distribuidas a lo largo de toda la ribera del Guadiana. Sabemos que las nueces ibéricas son muy apreciadas por su sabor, color y propiedades saludables. Es por ello que establecemos diferentes controles de calidad diseñados en las sucesivas etapas del proceso productivo, con el fin de ofrecer una nuez de origen y de la más alta calidad.

Nuestra labor comienza una vez realizada la cosecha. Es en el momento de la recepción de la nuez donde practicamos un primer análisis de calidad, que consiste en el control de humedad procedente de campo y estado de grano. Una vez concluido, esta se eleva a las distintas celdas de secado. Tras varias horas de secado, de la forma más lenta posible con el fin de no alterar las propiedades organolépticas que nos ofrece la nuez, procedemos al desalojado de las celdas de secado para que pueda dar comienzo la fase de soplado y posterior calibrado.

Así, el momento de soplado es fundamental para eliminar nueces que pueden aparecer vanas, incompletas en el llenado, o concretamente restos de nueces rotas o no procedentes.

Para continuar, de forma comercial establecemos hasta cinco calibres diferentes, adaptados a las distintas necesidades de mercado, estos se envasan en big-bag de hasta 500kg de forma simultánea.

Con el envasado en big-bag se culmina el procesado de la nuez, claramente orientada al mercado mayorista. Existe la posibilidad del reenvasado en formatos de menor tamaño con destino minorista, que pueden ser de 10kg, 5kg o bien mallas de 1kg.

Nueces en grano

Por otra parte, en Nueces Íberas hemos desarrollado otra línea productiva, que consiste en la transformación de la nuez con cáscara en nuez pelada.

La nuez pelada, también conocida como nuez mondada, es el producto de la transformación mediante procesos mecánicos de nuez cáscara a nuez exclusivamente en grano.

Nuestras nueces peladas son elaboradas con la máxima delicadeza. Tras el proceso mecánico realizamos una selección manual, con el objetivo de evitar rozaduras indeseables que puedan dar lugar a la pérdida del buen sabor y de los distintos aceites beneficiosos.

Disponemos de diferentes formatos de nuez pelada:

• Nuez media mariposa: se trata de la mitad de la nuez. El medio grano que nos ofrece el fruto una vez rota la cáscara.

• Nuez troceada: es una nuez muy apreciada en repostería por su pequeño tamaño, ideal para ensaladas, mezcla con yogurt o granola.

Una vez finalizado el proceso de partido, pelado y selección, nuestra nuez se conserva a temperatura constante. La intención es evitar los cambios bruscos de temperatura que puedan mermar sus propiedades saludables.

Origen del cultivo, la nuez ecológica:

Con la experiencia del trabajo en nuez procedente de cultivo convencional, desde Nueces Iberas ampliamos nuestra oferta con nueces procedentes de cultivo ecológico.

Diversas razones de índole medioambiental, social y de sostenibilidad nos llevan a ofrecer nueces ecológicas en Extremadura.
Entendemos que la preocupación por incorporar productos saludables en nuestra dieta se encuentra íntimamente relacionada con su origen, forma de cultivo y el impacto que genera en el propio entorno.



La nuez ecológica se encuentra protegida por una estricta normativa de calidad. Con su consumo disminuimos el impacto sobre suelos y agua, necesarios para el desarrollo del nogal, al no utilizar fertilizantes de síntesis.

Las estrategias de intervención sobre insectos plaga se establecen teniendo en cuenta la biodiversidad del entorno y la fauna auxiliar, fomentando así la estabilidad y conservación de los sistemas agrarios.

Optar por alimentos ecológicos tiene un alto impacto en la fijación de población rural, al ofrecer una alternativa sostenible que garantiza un trabajo de calidad.

Por tanto, nuestra oferta de nueces ecológicas es algo más que un producto de muy alta calidad. Lleva el compromiso por el entorno, la pequeña producción y el empleo justo.

En nuestra tienda física puedes encontrar los diferentes formatos de nuez ecológica, ya sea con cáscara o bien en grano.

Publicidad