andres acevedo psicologo Redes sociales y adolescentes

por Andrés Acevedo
PSICÓLOGO

El 92% de los niños entre 14 y 16 años tiene un perfil en alguna red social. Estos nuevos contextos de relación tienen ciertas peculiaridades y enseñarles a utilizarlos bien es un nuevo reto al que los padres se deben enfrentar.

Las redes sociales se han convertido en el entorno prioritario donde los menores charlan, comparten, quedan y se relacionan.

El uso creciente de los teléfonos móviles ha facilitado el acceso de los adolescentes a todo tipo de redes sociales. Siendo en algunas de ellas los principales usuarios.

Estos son algunos consejos que como padre o madre puedes llevar a cabo para fomentar un uso responsable de estas nuevas herramientas.


1º Da ejemplo: Si nos pasarnos toda su infancia haciéndoles fotos y subiéndolas a las redes sociales, no podemos esperar que luego, cuando llegue la adolescencia, ellos no compartan su intimidad en la red.


2º Familiarízate con su uso: Tener nosotros mismos algunas redes sociales y acostumbrarnos a su uso nos será de mucha ayuda para poder entender su funcionamiento, sus virtudes y sus riesgos. No podemos educar en algo que no conocemos.


Trata de no dar una imagen negativa y llena de temores sobre las redes sociales. Es posible que tú así lo entiendas, pero lo más probable es que no sea la visión que comparte tu hijo. Si tratas de inculcar esta visión en él, tan alejada de lo que su entorno entiende, puede dejar de contarte ciertas cosas porque considere que no te van a parecer bien y eso te aleje de él y te impida poder asesorarle en algo que es importante.


4º Fomenta un uso limitado de móviles y tablets para que no interfieran con la vida familiar. Incentiva las actividades fuera del entorno virtual, limita su uso durante las comidas o durante el estudio.


5º Infórmate sobre lo que les gusta: Conoce en qué redes sociales tienen un perfil, para qué las utilizan y qué tipo de contenidos le gustan. Interesarte por sus gustos e intereses dentro de estas, fomentará su apertura.


6º Debate con ellos sobre lo que consideran un uso poco adecuado de las redes: Conciencia sobre la importancia de la privacidad, la moderación en su uso, qué hacer en determinadas situaciones, etc.


En los más pequeños puedes crear espacios de uso común que te permitan supervisar la utilización que hacen de estas herramientas. Permite que las utilicen en público, acompañados de un adulto. No es necesario que leas sus conversaciones, pero sí con quien suelen hablar, qué amigos a añadido o qué páginas frecuenta.


Por último, permite que tus hijos se aburran. Trata de no fomentar que cada vez que se sientan un poco aburridos o sin demasiado que hacer, recurran a las redes sociales, la televisión o cualquier otro tipo de ocio pasivo.El aburrimiento es una emoción más con la que todos debemos lidiar. Debemos enseñarles a gestionarla sin la necesidad de recurrir a algo que ocupe su atención.

Las redes sociales pueden ser una magnífica herramienta para estar conectados y compartir gustos e intereses. Es cierto que su uso entraña ciertos riesgos, pero su tendencia al alza parece apuntar a que cada vez va a ser más frecuente su uso, especialmente entre los jóvenes y adolescente.

En consecuencia, lo mejor que podemos hacer es informarnos sobre su uso y sus riesgos, comprender sus ventajas y motivar un uso responsable de las mismas.

Andrés Acevedo

Teléfono: 608 019 815

Web: andresacevedopsicologo.com

Facebook

Twitter

Linkedin

Graduado en Psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca, con mención en psicología clínica.

Colegiado en el Colegio Oficial de Psicólogos de Extremadura con el número EX01448, donde ha acreditado haber seguido un itinerario curricular vinculado al área docente de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos.

Ha realizado numerosos cursos y másteres, entre ellos, a destacar:

  • Máster en Sexología, orientación y terapia sexual por la Universidad de Extremadura.
  • Máster en Terapia de Conducta por la Universidad Nacional de Educación a Distancia.
  • Máster Oficial de Psicología General Sanitaria por la Universidad Pontificia de Salamanca.
  • Especialista en terapia cognitivo conductual en infancia y adolescencia por la UNED.