VíDEO y ENTREVISTA: «Doce meses» del montijano Dani Domínguez

Publicidad

Dani Domínguez (Montijo, 1995) es periodista y, de manera ocasional, músico. Un asiduo de la música montijana, le hemos podido ver en el teatro de la localidad o en un escenario en la feria. Ahora, con 25 años, ha comenzado a escribir sus propias letras y a componer su propia música.

Recientemente ha publicado Doce meses, su primera canción de estudio, disponible en las diferentes plataformas digitales.

¿Qué cuentas en este primer tema que has grabado?

Doce meses es una canción alegórica en la que hay mucha simbología. Aunque el leitmotiv es el amor o una relación de pareja, lo que hago es un repaso por los meses de un año muy revolucionario en el que hay eneros cubanos, abriles morados o mayos en Berlín.

Podríamos decir que cuento eso, un amor revolucionario muy corto pero muy intenso.
Me parece muy interesante el componente pedagógico que puede tener la música y es por lo que yo apuesto.

Es algo egoísta incluso porque no hablo tanto de pedagogía hacia quien me pueda escuchar sino de pedagogía hacia mí mismo, porque para escribir me obligo a leer y a aprender más sobre temas que me interesan.

¿Cuándo la compusiste? ¿Quién te ha acompañado en este proceso de grabación?

Doce meses la compuse en noviembre en Montijo en una de las pocas veces que he estado allí este año pasado debido a la pandemia. También ha sido la última que compuse en 2020.

Aproveché las vacaciones de diciembre para grabarla gracias a los músicos que me han brindado su ayuda: Alejandro Cobos (batería), Abel García (bajo) y Juli Vaquerizo (guitarra).

Han sido ellos quienes han permitido convertir una canción que fue compuesta en acústico en lo que finalmente ha sido, algo que tampoco habría sido posible sin David Capellán, que la ha grabado, mezclado y masterizado en SilenceStudios, en Badajoz, y sin el videoclip que han grabado y montado Hernán y Martín.

Como decíamos, es tu primer tema de estudio pero no el primero que compones…

Antes lo contaba, que Doce meses fue la última canción que compuse en 2020, que para mí ha sido un año bonito en lo musical, de las pocas cosas positivas que puedo sacar de un año tan horrible para la mayoría.

Pasé los meses de marzo y abril solo en el piso en el que vivo en Madrid y fue cuando decidí coger la guitarra y ver qué salía.

La primera canción que compuse fue Soy, que es una declaración de intenciones de mis referencias y mis influencias políticas, un agradecimiento a quienes me han inspirado en algún momento. Decidí grabar la canción en casa y como me gustó la experiencia pues seguí componiendo.

Los meses de verano son los que más pie me han dado a componer algunas canciones más que he ido subiendo a redes sociales, aunque todo muy casero. Doce meses ha sido la primera canción grabada en un estudio profesional.

¿A qué sueles escribirle?

No sé enmarcar exactamente los temas sobre los que escribo. Yo le canto tanto a lo que no me gusta como a lo que me gusta, principalmente en el ámbito social y político.

Hay quien hace eso mismo con temáticas relacionadas con los sentimientos, con lo que le duele y con lo que le hace feliz en el plano amoroso o de la amistad, y yo lo hago con lo que me duele y con lo que me gusta en lo político y social. Por eso hablo de la memoria histórica o de la inmigración pero también de quienes luchan o han luchado.

Es una cuestión personal. A mí la música me ha enseñado muchas cosas y me gusta creer que yo puedo hacer algo parecido a aquellos que tantas veces he escuchado.

Además, con la música me permito ser militante de causas que considero necesarias y puedo denunciar lo que creo que debe cambiar. Mucha gente no lo entenderá y dirá que no hay que mezclar la música con este tipo de temas… Ojalá se mejoren.

¿Te ves continuando en el mundo de la música?

Eso seguro. Llevo toda la vida ligado al mundo musical y es algo que espero que continue siendo así para siempre.

De manera profesional es más complicado, pero yo seguiré contando, y componiendo e incluso haciendo algún concierto si el virus nos lo permite, pero sin planearlo demasiado, que no están las cosas como para mirar más allá del mañana.

Sí me gustaría grabar más canciones, pero para eso hace falta tiempo y dinero, que son cosas que escasean mucho. En cuanto se pueda, se hará.


Otros vídeos de Dani Domínguez:

Soy

Soy, con James Rhodes

Compartir