Parte del Grupo de Trabajo “Nuestro Patrimonio: nuestro futuro”. Foto: IES Vegas Bajas
Publicidad

por Pablo Iglesias Aunión


Nuestro Patrimonio Histórico entre los siglos XV al XVIII

El jueves día 16 de diciembre con la colaboración y el patrocinio del Ayuntamiento de Montijo a través de la Concejalía de Comercio, comenzaba la primera de una serie de actividades que los alumnos de 2º de Bachillerato del IES Vegas Bajas de Montijo van a llevar a cabo durante este curso 2021-2022 en relación al proyecto titulado Nuestro Patrimonio: nuestro futuro.

Este proyecto iniciado el pasado año y que culminó con la edición de una Guía Didáctica dentro de la modalidad de Aprendizaje por Servicio, aborda tres líneas de actuación que giran en torno al yacimiento arqueológico de la villa romana de Torreáguila (siglo I d.C.), el conventual de clarisas del Santísimo Cristo del Pasmo (siglo XVIII) y las obras de restauración del templo parroquial de San Pedro Apóstol de Montijo (siglos XV-XVII) .


Aprender para servir a la Comunidad

Como el propio nombre del proyecto indica aprendizaje por servicio, los alumnos ponen en marcha una serie de actividades que intentan cubrir las expectativas que se han marcado y que están recogidas en la Guía para esas líneas de actuación.

Todo ello es un trabajo que está dispuesto y dirigido por el Grupo de Trabajo “BiblioVegas” bajo la supervisión del equipo de profesores que lo componen y coordinado por el profesor del centro Pablo Iglesias Aunión (Coordinador de la Biblioteca y Profesor de Religión), pero con un alto grado de protagonismo asumido por los alumnos.

De esta manera y como hemos indicado anteriormente, este pasado jueves arrancó la primeras de las actividades propiamente relacionadas con el “servicio a la comunidad” a través de una ruta turística que comenzó en la calle Peñas, lugar donde estuvo ubicada la antigua judería entre los siglos XIV-XV y el conventual del Santísimo Cristo del Pasmo.

La alumna Laura Villares habla sobre las pintadas en la fachada del convento. Foto: IES Vegas Bajas

Para ello y a causa de la gran aceptación, se realizaron dos turnos entre las 17,00 y las 19,45 horas, donde los alumnos Marina Amaro Espinosa y Alejandra Baselga Martín, explicaron las directrices pedagógicas de dicho proyecto para posteriormente Laura Villares Castillo y Javier Molano del Viejo ya ante la fachada del conventual, denunciar el lamentable estado en el que se encuentra con pintadas y toda clase de suciedades.

La visita continuó con las correspondientes referencias históricas tanto de la judería como en el interior del convento a cargo de Pablo Iglesias Aunión y finalizó el acto con una actuación musical a cargo de Josué y María Gragera Gutiérrez (piano y voz).

Participantes, alumnos y profesores en un momento de la ruta. Foto: IES Vegas Bajas

Las actividades continuarán y el Grupo de Trabajo de la Biblioteca así como los alumnos del IES Vegas Bajas, concretamente los alumnos de 2º de Bachillerato del Área de Religión, llevarán a cabo toda una serie de proyectos de los que les iremos informando y que irán encaminados todos ellas a poner al servicio de la comunidad montijana cuanto sea necesario para conseguir que nuestra Historia y con ella el rico patrimonio histórico-artístico de la Comarca se pueda no ya solo conocer, sino mostrar desde una perspectiva académica, bajo una pedagogía y una didáctica adecuada en la que estos jóvenes pueden encontrar respuesta a muchas cuestiones del pasado y animar a los montijanos a que conozcan su Historia y respeten, difundan y cuiden de su patrimonio.

El alumno de 2º Bachillerato Josué Gragera al piano. Foto: IES Vegas Bajas

El IES Vegas Bajas quiere indudablemente agradecer al Ayuntamiento de Montijo en las personas de sus concejales Juan José Ramón y Rita Muñoz, así como a María Teresa Díaz como Gerente de Dinamización Comercial, su enorme colaboración, disposición y patrocinio. Igualmente, al Conservatorio Municipal de Música “Luis Gordillo” en la persona de su director, Miguel Ángel Corral y como no, al Monasterio del Santísimo Cristo del Pasmo. A todos ellos gracias de corazón.

Publicidad