Publicidad

por Pablo Iglesias Aunión


«A la memoria de Luis Gragera Zamora» 

Lo diferentes que éramos en ideas y en creencias y lo rápido que conectamos. Esta noche has decidido que ya vale, que hay un tiempo para luchar y otro para el descanso y la paz.

Sé que me entenderías si te leyera estas líneas y que al final nos daríamos un fuerte abrazo.

La enfermedad no pudo contigo. Nos alejó en lo físico pero jamás en el alma. Descansa en paz amigo Luis. Que Dios te tenga en sus brazos. Sabes que yo te hablaría siempre en este lenguaje:

«He luchado con valor, he corrido hasta la meta, he conservado la fe. Sólo me queda recibir la corona correspondiente a mi rectitud, que el Señor, justo juez, me entregará el día del juicio final» (2 Tim 4, 7).

D.E.P. Jamás podré olvidarte, amigo.