Publicidad

La Residencia de Mayores Virgen de Barbaño de Montijo ha rendido homenaje al papel tan importante que ejercen los abuelos en sus familias y también en la sociedad en general.

Para celebrarlo, el centro ha organizado visitas de hijos y nietos y los residentes han disfrutado en el exterior de las instalaciones de la residencia de un día en familia.

En todo momento se ha seguido las normas del protocolo Covid-19.

«Llegar a ser mayor es una oportunidad para que sucedan cosas especiales. Como juntar a toda una familia, disfrutar del aire libre con paz y sin prisas, vivir cada momento con emoción, ganar un colgante en el bingo y celebrarlo..

Cada gesto de amor y afecto de ellos nos hace fuerte a quienes les rodeamos ante las adversidades.

Que bonito sería que todos viéramos a los abuelos con la alegría de una etapa más en la vida que empiezan, disfrutando de los momentos que le queden por vivir», expresa Mamen Calero, directora del centro.

Publicidad