Los extremeños durante el año 2008 hemos hecho un consumo de bolsas de 320.000.000 de unidades, lo que viene a significar aproximadamente una bolsa diaria por habitante, es un dato preocupante, ya que se puede estimar que una bolsa de plástico tarda unos 300 años en descomponerse, este legado no podemos dejárselo a las generaciones venideras. Para ello es ahora cuando hay que tomar medidas, haciendo una campaña de sensibilización y orientación de respeto al Medio Ambiente, encaminada al consumidor y al empresario, fomentando la reutilización de bolsas y su raciclaje.

Las medidas a tomar, entre otras, serán de sensibilización y orientación ambiental del consumidor, fomentar el uso del carro de la compra y otras herramientas sustitutivas de las bolsas de un sólo uso, promocionar el servicio a domicilio, mecanismo de control de bolsas dispensadas asignadas a los establecimientos, fomentar el uso de bolsas reutilizables para congelar, ofertar bolsas reutilizables de diferentes materiales y tamaños, incorporar a la oferta, bolsas compostables, encaminar al consumo de cajas de cartón y plástico reutilizable.

En definitiva, realizar una política comercial que potencie conductas ambientales respetuosas de colaboración entre consumidores y empresarios.