Plena Inclusión Montijo transforma la vida de jóvenes con discapacidad intelectual hacia una juventud plena

Publicidad

Plena Inclusión Montijo y su compromiso con la juventud

En la búsqueda de garantizar una juventud plena para todos los jóvenes, Plena Inclusión Montijo ha llevado a cabo el proyecto «Un espacio para mi autonomía e independencia».

Este programa de integración social, que llega a su fin en diciembre, ha marcado la diferencia en la vida de jóvenes con discapacidad, quienes han luchado por vivir momentos inolvidables, como aquellos que muchos consideran «la flor de la vida».

«Esta es la realidad de muchos y muchas jóvenes con discapacidad», afirma la organización. Plena Inclusión Montijo ha trabajado incansablemente para satisfacer las necesidades de estos jóvenes y sus familias, ofreciéndoles instalaciones y apoyo para desarrollar su autonomía e independencia.

Sin embargo, su verdadero compromiso ha sido con la comunidad.

«Queremos que todas las personas se sientan acogidas en la comunidad a la que pertenecen», dicen desde la organización.

Oportunidades para una Juventud Inclusiva

Su objetivo es empoderar a los jóvenes con discapacidad, ofreciéndoles oportunidades para disfrutar de un ocio adaptado a sus gustos y necesidades, mientras aprenden habilidades para la vida independiente.

Hacia una sociedad más inclusiva

Plena Inclusión Montijo también trabaja en la creación de situaciones de ocio inclusivo en la comunidad y en mejorar la calidad de las relaciones sociales. Su mensaje es claro: «Queremos concienciar a la comunidad para que todos los jóvenes, independientemente de sus capacidades, puedan experimentar ‘la flor de la vida'».

Este proyecto representa un paso importante hacia la construcción de una sociedad más inclusiva y equitativa.