Pedro Vaca Alcántara
Pedro Vaca Alcántara (Foto: Enrique Lavado)
Publicidad
por Juan Carlos Molano Gragera

El Día de Extremadura, 8 de septiembre, fallecía un amigo. Amigo de muchas montijanas y montijanos.

Había nacido el día 8 de agosto de 1949, era hijo de propietarios de tierras, José Ramón Vaca Bautista y Fernanda Alcántara.

Nos conocimos desde pequeños porque nuestras madres, almendralejanas de la calle del Pilar, se conocían desde niñas y se habían casado con dos montijanos. Ellas continuaron viéndose a menudo con otras paisanas que vivían en Montijo en las mismas condiciones.

Desde pequeño estuvo débil y tenía problemas de salud. Era muy buena persona, sensible, atento y educado. Tenía una gran memoria.

Estudió el bachillerato en el Colegio de jesuitas San José de Villafranca de los Barros. Posteriormente comenzó a estudiar la carrera de Derecho en la Universidad de Salamanca donde tuvo grandes profesores como Francisco Tomás y Valiente, que fue presidente del Tribunal Constitucional en los años 1986 a 1992 y fue asesinado en 1996 por la ETA.

Pero Pedro tuvo que abandonar los estudios antes de acabar la carrera al diagnosticarle una leucemia.

Comenzó el Servicio Militar pero a los pocos días lo mandaron a casa por problemas de salud.

Vivió siempre en Montijo junto a su hermano Emilio, abogado, en la casa de sus padres en la calle José Canalejas número 1.  Era un hombre austero, pasaba de las modas y el consumismo desaforado que nos atenaza. Huía de la ostentación y del clasismo, era amigo de todos, ricos y pobres, y a todos trataba por igual. Tenía profundas creencias religiosas.

A los 71 años recién cumplidos una enfermedad grave acabó con él.

La vida no se portó bien contigo amigo Pedro, pero si existe un cielo tú ya estás allí descansando. Tus amigos no te olvidaremos.

Compartir