Publicidad


Gracias al proyecto «Rompiendo etiquetas», personas con discapacidad intelectual y psicosocial tendrán el apoyo emocional y formativo que necesitan para dar un paso más hacia la inclusión laboral

Este proyecto tiene como objetivo promover la sostenibilidad y la calidad en el empleo y favorecer la movilidad laboral y está dirigido a reforzar la empleabilidad y las competencias profesionales de las personas jóvenes no ocupadas y no integradas en los sistemas de educación o formación.

Los participantes son Juanjo, Alba y José Luis. Cada una de estas personas se está esforzando en establecer en sus vidas hábitos saludables, cumplir con pequeños compromisos y al mismo tiempo, están conociéndose más a sí mismos, indagando en sus gustos e intereses laborales, buscando potenciar sus capacidades, aun conociendo sus limitaciones y descubriendo el modo en que desean aportar valor en la sociedad.

Para ello, desde el 27 de junio, un equipo de profesionales está trabajando en este proyecto Psicosocial de la Fundación Once, financiado por el Fondo Social Europeo en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) para promover valores como la superación, la responsabilidad, el compromiso y la realización personal.

En este tiempo, se ha elaborado un perfil profesional de cada persona, se les ha acompañado en su rutina diaria para promover habilidades necesarias y se han realizado dinámicas de grupo para promover las habilidades sociales, la integración en la sociedad, las habilidades necesarias para acceder al mercado laboral y, en definitiva, una mejora en su calidad de vida.

“El FSE invierte en tu futuro”

Publicidad