opinion

por Alfonso Pinilla


En medio del drama que vivimos, provocado por la pandemia del coronavirus, llamo la atención sobre tres hechos:

  1. España es el segundo país del mundo, después de Bélgica, en número de fallecidos por cien mil habitantes [1]. Y eso que ni siquiera se conoce aún la cifra real de muertos por el Covid-19, que supera considerablemente la oficial.
  2. España es el país del mundo con más contagiados entre los profesionales sanitarios [2]. A pesar de las advertencias que la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea dieron al gobierno de España (30 de enero, 3, 11 y 13 de febrero) para que hiciera acopio de mascarillas, EPIs y respiradores ante la tempestad que se avecinaba, éste hizo caso omiso. Cuando los afectados anegaban las UCIs y el sistema sanitario estuvo al borde del colapso, la tardía y desordenada compra derivó en la adquisición de material inútil para protegerse del virus, lo cual dio lugar a más contagios y muertes. Las empresas contratadas para iniciar esta “ofensiva mercantil”, ya tardía, no tenían licencia ni experiencia en la importación de material sanitario.
  3. A fecha de hoy, el gobierno –enfrentado internamente– es incapaz de fijar un plan que aclare la progresiva vuelta a la normalidad. Las rectificaciones, en horas, con respecto a la salida de los niños muestra el ruido interno de un ejecutivo que ni siquiera dispone, aún, de datos fiables sobre el alcance de la pandemia entre la población.

Habrá tiempo para exigir responsabilidades políticas, y judiciales, a un gobierno que ha gestionado muy mal esta dramática situación. El alcance mundial de la pandemia demuestra su magnitud y, a la vez, el acierto y fracaso de los países al encararla. El tsunami afectó a todos gravemente, pero unos supieron responder mejor que otros. Y el gobierno de España no ha sido, precisamente, un ejemplo de eficacia.

Sin embargo, la mayoría de los medios de comunicación esconde esta realidad entre “informaciones” subvencionadas por el gobierno a escala nacional, autonómica y local. Esto, que siempre se conoció bajo el nombre de “propaganda”, Tezanos lo llama ahora “información oficial”. El dogma a seguir.

Sirva esta humilde reflexión como gota de aceite en el océano de noticias que, sistemáticamente, olvida la magnitud del drama que vivimos. Hoy, 26 de abril de 2020, han muerto 288 personas más. Hasta ahora: 23.190 fallecidos. Del dolor de sus familiares, pocos se hacen eco. Así que: ¡basta ya de tanta propaganda!

[1] https://www.20minutos.es/noticia/4234159/0/ranking-por-paises-segun-numero-de-muertos-por-cien-mil-habitantes-y-las-medidas-de-restriccion-que-aplican/ (Consultado el 26 de abril de 2020)

[2] Estudio del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades. Datos recogidos por El País, consultado el 26 de abril de 2020: https://elpais.com/sociedad/2020-04-24/espana-es-el-pais-con-mas-contagios-entre-el-personal-sanitario.html